Cissé y Senegal, de Corea/Japón a Rusia sin escala

0
263

Senegal fue la gran revelación de la Copa Mundial de la FIFA Corea/Japón 2002™. Debutantes en la competición, los Leones de Teranga maravillaron al mundo con su  talento y estilo alegre.

Entre los jugadores importantes de esa legendaria escuadra estaba su capitán Aliou Cissé, que destacaba tanto por su firmeza y claridad en el medio campo como por su espectacular look, ya que usaba el pelo al estilo de los cantantes de reggae.

Dieciséis años después, Senegal y Cissé están de vuelta en el máximo escenario internacional. El equipo, con una manera de jugar tan encantadora como la de aquella selección; y el ex capitán, con la misma seriedad e inteligencia, aunque ahora desde el otro lado de la línea de cal.

FIFA.com dialogó con seleccionador senegalés de cara a la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™, haciendo eje en cuatro puntos específicos.

  • Dos generaciones, un mismo objetivo

“¡Ya han pasado 16 años! Desde entonces no calificábamos a una Copa del Mundo. Mucha gente pensaba que después de 2002 íbamos a ser habituales y no fue el caso. Finalmente volvimos y obviamente hay muchas comparaciones con aquella generación. Pero ese equipo ya escribió su historia y ahora le corresponde a esta escribir la suya”.

“Queremos también llegar a cuartos de final pero igual podemos hacer una buena Copa del Mundo sin pasar el grupo. Tenemos un equipo joven, con mucho talento pero sin experiencia a este nivel, tenemos que venir aquí sin complejos, a jugar con nuestros argumentos, con nuestra identidad africana, que define nuestro futbol”.

  • Equipo joven y talentoso, pero sin experiencia. ¿Contexto parecido a 2002?

“¡Claro que se parece! En 2002 estuvimos en un grupo que tenía a Francia, campeón del mundo y de Europa, Uruguay y Dinamarca. Y eso no nos impidió de tener un gran recorrido. No nos preocupábamos mucho por la situación ni por los otros equipos, no hablamos de nuestro juego sino que nos concentramos en él y disfrutamos el momento”.

“Me gustaría partir de ese mismo espíritu, que mis muchachos se concentren en su juego, la pasen bien y que no les importa quien los esté viendo alrededor del mundo. Si logramos ser nosotros mismos, disfrutar y al mismo tiempo hacerlo con seriedad, creo que podemos sorprender otra vez”.

  • Los rivales del grupo: Polonia, Japón y Colombia.

“Nuestro grupo es parejo, pero también difícil. Colombia ya está habituado a este tipo de competencias, ¡en 2014 llegó a los cuartos de final! Polonia forma parte de los siete mejores equipos del mundo. Después, atrás, estamos Senegal y Japón. Podemos decir que nosotros dos vamos a jugar un papel de aguafiestas. Y si bien es verdad que esta zona, en comparación con otras, se ve realmente pareja, buscaremos aprovechar nuestras oportunidades con mucha determinación, sin complejos”.

  • La Copa Mundial de la FIFA, ¿como entrenador o futbolista?

“Como entrenador porque… ¡como jugador ya no lo podría hacer! (risas). Es un orgullo poder participar en esta Copa del Mundo. En 2002 me tocó ser capitán y ahora técnico, y me encanta la idea de poder transmitir mis experiencias y mis conocimientos a estos jugadores, para que entiendan que cada fibra de la camiseta senegalesa representa a una persona en el país y en África. Eso, para mí, es un privilegio extraordinario”.