Choque entre fuerzas francesas y exrebeldes Séléka en RCentroafricana

0
278

SangarisAl menos seis personas se registraron heridas durante el combate que ocurrió entre militares franceses y exrebeldes Séléka en la localidad de Bambari, al noreste de esta capital, informaron medios radiales.

Las fuentes aseguraron que las fuerzas galas, que no reportaron heridos ni muertos, emplearon en el choque de este sábado dos helicópteros de combate, morteros y granadas sonoras para intentar aturdir y dispersar a los armados.

Señalaron que en tres camionetas, milicianos que escapan al control de la dirección Séléka, abordaron a tiros una posición francesa en Bambari, donde los efectivos, luego de lanzar bombas atronadoras, contestaron al fuego y destruyeron uno de los vehículos de los atacantes.

Tal enfrentamiento ocurrió después que los milicianos acusaran el pasado jueves a las fuerzas francesas de abrir fuego contra manifestantes y causar varias muertes, hecho que los europeos niegan.

El desconcierto se apoderó de ese país desde que, en marzo de 2013, una coalición rebelde de mayoría islámica (Séléka) derrocó al presidente François Bozizé y sangrientos enfrentamientos tomaron un carácter confesional entre cristianos (80 por ciento de la población) y musulmanes.

Unos mil 600 soldados franceses se desplegaron en diciembre pasado en esa nación, como parte de la llamada Operación Sangaris y en el marco de un mandato de las Naciones Unidas, junto a unos cuatro mil militares de la Misión Internacional de Apoyo a la República Centroafricana (Misca).

Bajo ese panorama, la exalcaldesa Samba-Panza sustituyó en el poder al exjefe de los Séléka Michel Djotodia, quien tras semanas de violencia interétnica, junto a su primer ministro, Nicolás Tiangay, notificaron su renuncia.

Pese a esfuerzos y la voluntad de Samba-Panza de organizar a la sociedad, no se apagan las deflagraciones interétnicas y los ataques a civiles que, hasta la fecha, han provocado cientos de muertos y casi un millón de desplazados, además del agravamiento de los problemas humanitarios.

Estimados de la ONU revelan que al menos dos millones 300 mil personas

-alrededor de la mitad de la población- están necesitadas de asistencia urgente en materia de alimentación, salud y refugio.