China pide impulsar solución política a crisis en Sudán del Sur

0
495
China pidió a la comunidad internacional presionar de forma enérgica para encontrar una solución política al conflicto en Sudán del Sur, divulga la cancillería.

El llamado, realizado este jueves, estuvo a cargo del representante permanente adjunto de China ante las Naciones Unidas (ONU), Wu Haitao, durante una reunión del Consejo de Seguridad sobre el país africano, en la que también participaron el secretario de Relaciones Exteriores de Reino Unido, Boris Johnson, y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

Insistió el diplomático chino en que la resolución política es la única solución y urgió a todos los estados a influir en todas las partes en Sudán del Sur para que cesen las hostilidades, regresen al camino de la resolución política y apliquen efectivamente su acuerdo de paz.

Aplaudió, en nombre de este gobierno, la iniciativa de celebrar un diálogo nacional, planteada por el presidente sursudanés, Salva Kiir, y abogó porque todas las partes en ese territorio participen activamente en el proceso para resolver las diferencias a través de las consultas, y promover así la reconciliación en un esfuerzo conjunto para lograr la paz, la estabilidad y el desarrollo nacional.

Wu también alentó a la comunidad internacional a aprovechar plenamente las organizaciones regionales y subregionales, tales como la Unión Africana (UA) y la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD, por siglas en inglés).

En la reunión del Consejo de Seguridad, Wu también exhortó a todos los países del mundo a ayudar a Sudán del Sur a abordar la hambruna y a ofrecer asistencia humanitaria.

Instó a todas las partes involucradas en el conflicto de la referida nación africana a actuar desde los intereses del pueblo y a crear condiciones favorables para una entrega rápida de los artículos de asistencia humanitaria en las zonas afectadas.

En 2011 Sudán del Sur ganó su independencia, pero en diciembre de 2013 estalló un enfrentamiento político entre Kiir y su ex vicepresidente Riek Machar, que sumió al país en un complicado conflicto.

En agosto de 2015 ambas partes alcanzaron un pacto de paz que puso fin a la guerra de manera formal, pero aún el diferendo y la inestabilidad permanecen en áreas que anteriormente no se veían afectadas por esa situación.