China construirá ferrocarril para reanimar economía keniana

0
618
De enormes calificó hoy un alto funcionario keniano los beneficios del ferrocarril que construirá China entre esta capital y el puerto de Mombasa valorado en 13 mil millones de dólares.

El proyecto tiene un amplio espectro de beneficios, pues además de mejorar el nivel de vida de la población, impulsar la economía y crear empleos, ahorra importantes recursos en la reparación de caminos y carreteras, dijo a la prensa el director administrativos de Ferrocarriles Kenianos, Atanas Maina.

Según el funcionario, el 90 por ciento del personal empleado en la construcción de la vía férrea es nativo.

‘Hemos tratado sin éxito de concretar un proyecto de esta magnitud durante tres décadas; cada dos años tenemos que reconstruir las carreteras, en las cuales los accidentes son enormes y frecuentes además de que ahorra en los costos de mover mercancías entre Mombasa y Nairobi’.

Precisó que el nuevo camino de hierro, a cargo de la corporación china CRCB, unirá ambas localidades, recorrerá los parques nacionales, lo que contribuirá a incrementar el turismo, llegará a otras regiones, capacitará personal y empleará a personas con conocimientos en esa y otras esferas de la economía.

Aunque no existen alusiones directas, el proyecto es compatible con la iniciativa de Beijing conocida como el Camino de la Seda del siglo XXI, expuesto recientemente en una cumbre en la capital china a la que asistieron delegaciones de 29 países y al que Estados Unidos califica de impracticable.

La propuesta China uniría a decenas de países de Asia, Africa y Europa a través de una red de carreteras, ferrocarriles, terminales aéreas, puertos marítimos, oleoductos y gasoductos, además de conexiones de fibra óptica para dinamizar el comercio mundial, el intercambio de materias primas y productos terminados.

Dada su dimensión, el adjetivo que se ajusta es megaproposición y la iniciativa tiene una ventaja evidente: libera fuerzas productivas, en particular en Africa, continente que es una promesa eterna y una frustración constante, a pesar de sus enormes recursos naturales y humanos.

La iniciativa china está valorada en cuatro mil millones de millones de dólares.