CE insta a resolver situación de 105 inmigrantes en el Mediterráneo

0
191
La Comisión Europea (CE) instó hoy a las autoridades italianas y británicas a resolver la situación de los 105 inmigrantes que permanecen en las embarcaciones, tras ser rescatados en el Mediterráneo.

La portavoz del Ejecutivo comunitario para Asuntos Internos y Migración, Natasha Bertaud, calificó esta situación de lamentable, pues en su opinión, se debe asegurar como prioridad que las personas a bordo reciban la ayuda necesaria.

El buque británico Astral, de la ONG española Proactiva Open Arms, rescató en el domingo a 105 inmigrantes, entre ellos, a 32 menores no acompañados, que se encontraban a la deriva en el mar, en una nave sin motor.

Algunos de ellos necesitaban asistencia médica y otros fueron víctimas de torturas y violaciones, según se reportó.

La tripulación del Astral esperó más de 24 horas a que las autoridades de Roma, encargadas de coordinar los rescates en el Mediterráneo, o las de Londres, por tratarse de un buque británico, autorizaran un puerto seguro para el desembarco de esas personas.

Sin embargo, en la tarde del lunes, la Guardia Costera italiana ordenó el traslado de los inmigrantes al buque Aquarius, operado por las ONG Sos Mediterranee y Médicos sin Fronteras.

‘Nada debería ser un obstáculo cuando hay vidas humanas en juego’, pues los retrasos ponen en peligro la salud de los supervivientes del rescate, denunciaron las ONG a través de sus cuentas en Twitter.

Bruselas pidió a las autoridades de Italia y Reino Unido que contribuyan a una resolución rápida de la situación para desembarcar a los migrantes con toda la seguridad en el menor tiempo posible, explicó Bertaud a la prensa.

La portavoz comunitaria subrayó que ‘la coordinación de las operaciones de búsqueda y rescate son responsabilidad de los centros de coordinación de salvamento marítimo competentes y gobernados por el Derecho Internacional’.

Recientemente, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) informó que más de mil migrantes y refugiados murieron o desaparecieron en el mundo, en los primeros cuatro meses de 2018.

A finales de abril la OIM alertó que más de 18 mil 930 indocumentados llegaron a Europa a través del Mediterráneo, en las primeras 16 semanas de 2018, y 570 murieron en el intento.

El organismo también señaló que los migrantes llegados al denominado viejo continente se registraron principalmente en Italia, Grecia y España.

La mayoría de ellos provienen de Eritrea, Túnez, Nigeria, Pakistán, Libia, Senegal, Mali y Argelia.