Califican de cariz político-institucional crisis en Guinea Bissau

0
545
josemario-vazEl presidente de Guinea Bissau, José Mário Vaz, calificó aquí de naturaleza político-institucional la crisis que impera en su país y descartó que sea político-militar.
‘Desde el inicio del mandato no hubo un disparo de armas por parte de militares y paramilitares’, dijo Vaz en la 71 Asamblea General de las Naciones Unidas, que transcurre en Nueva York.

Explicó que durante su administración ‘nadie fue muerto o golpeado por razones políticas, no se registraron casos de detenciones arbitrarias, hay libertad de expresión, de prensa y de manifestación. No se registran cuestiones de violación de los derechos humanos’.

Acerca del acuerdo para poner punto final al conflicto guineano, propuesto por la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (Cedeao) y alcanzado antes el inicio del debate en la ONU, estimó que se trata de un ‘importante paso para apaciguar tensiones políticas y una plataforma de consenso que permite garantizar la estabilidad gobernativa hasta el fin de la legislatura’.

Tal compromiso establece la creación de un gobierno de unidad nacional, con la tarea de revisar la Constitución, reformar la ley electoral, la de los partidos políticos y del sector militar.

El jefe de Estado reiteró el compromiso de hacer todo a través de un diálogo político franco y abierto con todas las fuerzas vivas del país, para la consolidación de un clima de paz y establilidad social indispensables para el proceso de gobernación en curso en Guinea Bissau.

Recientemente el gobernante Partido Africano de la Independencia de Guinea y Cabo Verde (Paigc), vencedor de las últimas elecciones legislativas, pidió a Vaz que sea coherente y dimita al actual gobierno.

(El mandatario) debe cesar a la vigente administración por funcionar ‘fuera del cuadro legal’ previsto por la Constitución del país, indicó el Paigc en un comunicado.

Argumentó además que el primer ministro Baciro Djá aún no presentó su programa de acción al Parlamento.

Según la ley guineana, resulta ilegal el Gobierno sin aprobación de su plan de acción por la Asamblea, 60 jornadas después de ser investido en funciones.

El Paigc responsabiliza a Vaz por la existencia de un ‘gobierno de iniciativa presidencial’, figura no prevista en la Constitución y espera que dimita al equipo de Dja tal como hizo con el Ejecutivo liderado por Carlos Correia.

Vaz, que por vez primera interviene en la Asamblea General, pidió el apoyo de la ONU para ‘materializar la reforma del sector de defensa y seguridad, en particular el control de armas y la gestión de materiales de guerra, recuperación de cuarteles y fondos para la reintegración de los desmovilizados’.

Recordó el ‘desafío gigantesco’ de combatir y vencer las amenazas del terrorismo, tráfico de droga y el cambio climático en todo el mundo, e hizo hincapié en que Guinea Bissau se encuentra en África Occidental ‘parte de la geografía de las acciones terroristas’.