Burundi detiene a periodista que investigó la muerte de las monjas italianas

0
267

Bob RugurikaLas autoridades de Burundi han arrestado a un conocido periodista días después de que su emisora difundiera una serie de reportajes de investigación sobre el asesinato de tres monjas italianas en el país el pasado septiembre, denunció  la organización Human Rights Watch (HRW).

El director de Radio Publique Africaine (RPA), Bob Rugurika, fue arrestado el pasado martes tras la emisión de varios reportajes en los que se relacionaba a agentes de inteligencia burundeses con el ataque al convento.

Las autoridades de Burundi no han aportado pruebas que justifiquen la detención del periodista y deberían «liberarlo inmediatamente», exigió HRW en un comunicado.

Rugurika, que podría ser acusado de complicidad en el asesinato de las religiosas, ha sido confinado en una cámara de aislamiento y no se le permite recibir visitas.

En uno de los programas difundidos, la radio entrevistó a uno de los supuestos atacantes, que confesó que los servicios de inteligencia participaron en la organización y ejecución del ataque a las monjas.

Según sus revelaciones, el general Adolphe Nshimirimana, responsable de los servicios de inteligencia burundeses y hombre de confianza del presidente, Pierre Nkurunziza, habría encargado personalmente la ejecución de las monjas, por motivos que no han trascendido.

Por el contrario, días después del brutal asesinato, fuentes de la embajada de Burundi en Bélgica informaban al portal Bujanews de que las dos hermanas, Lucia y Olga, habían sido brutalmente asesinadas por personal de inteligencia ruandés próximo a la oposición de Burundi.

«La detención de Rugurika parece un intento de silenciarlo y evitar que su emisora investigue e informe sobre asuntos delicados», explicó el director de HRW para África, Daniel Bekele.

Esta nueva detención forma parte de una serie de ataques del Gobiernocontra la libertad de expresión, que han aumentado con la vista puesta en las elecciones que Burundi celebrará el próximo mes de mayo.

La RPA es una de las radios más populares en el país y es vista por el Gobierno como una radio «de la oposición» que suele emitir informaciones críticas, incluidas denuncias de los frecuentes abusos contra los derechos humanos en este pequeño país africano.

«En un intento desesperado de asegurarse la victoria en estas elecciones, el partido gobernante en Burundi está deshaciéndose de sus principales críticos uno a uno», alertó Bekele.

Las próximas elecciones presidenciales han generado una gran crispación entre la oposición y la sociedad civil de Burundi, ya que el actual presidente planea presentarse para optar a un tercer mandato, algo que prohíbe la Constitución de 2005.

Nkurunziza ha sido presidente desde el fin de la guerra civil (1993-2005) y ha ganado dos elecciones consecutivas, en un país que se recupera todavía de dos genocidios recientes.