Brecha de género en África marca Día Internacional de la Mujer

0
369

La brecha de género existente aún en diferentes ámbitos de la vida y las condiciones de las africanas marcaron el Día Internacional de la Mujer en varios países del continente.

Aunque casi todos los países africanos ratificaron la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, la mayoría de las féminas trabaja en empleos precarios y con sueldos bajos, según datos de la ONU.

En Marruecos, por ejemplo, seis de cada 10 mujeres de las zonas rurales son analfabetas, mientras más del 40 por ciento ocupa puestos de trabajo por el cual no reciben pago alguno.

En Egipto, la Agencia Central para la Movilización Pública y las Estadísticas divulgó que las féminas representan apenas el 20,9 por ciento de la fuerza laboral y los hombres, el 79,1 por ciento.

El récord en cuanto a participación política varía en países como Marruecos donde solo 81 mujeres forman parte del Parlamento, de un total 395 diputados.

Sin embargo, hay naciones que registran una mayor participación parlamentaria como es el caso de Uganda (30 por ciento), Sudáfrica (50) y Ruanda (56).

No obstante, muchas veces el estar no significa necesariamente una victoria, tal y como sucede en El Líbano donde el Parlamento desestimó un proyecto de ley presentado por una diputada para cambiar la entrega de la custodia de los hijos a las madres.

En ese país la patria potestad de los menores la emiten 15 tribunales religiosos los cuales toman como base preceptos islámicos.

Por ello, las libanesas pierden la custodia de los hijos a los siete años de edad en el caso de las hembras y de nueve en el de los varones.

Los informes de organismos de Naciones Unidas reflejan también que las africanas apenas acaban sus estudios primarios para dedicarse a los oficios domésticos y al cuidado de sus familiares.

En muchos casos, se ven obligadas a contraer matrimonios forzados que limitan sus posibilidades de desarrollo laboral y profesional, ello, si no son reclutadas como esclavas sexuales por grupos armados.

Casos más felices como el de Etiopía son un ejemplo de derechos conquistados. Esta nación es la única de África que tiene a una mujer en el máximo cargo del Estado: la diplomática Sahlework Zewde.

El primer ministro etíope, Abiy Ahmed, quien designó uno de los pocos gabinetes con equidad de género el año pasado, dijo este viernes que ‘las mujeres son los pilares de la nación y las menos reconocidas por sus sacrificios’.

Acotó que aunque han sido pilares de todos los procesos sociales, políticos y económicos a lo largo de la historia, todavía no tienen el reconocimiento que merecen.