Bensouda tacha de «lamentable» y «preocupante» la absolución de Bemba

0
276

La fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional (TPI), Fatou Bensouda, ha considerado «lamentable» y «preocupante» que la Sala de Apelaciones haya absuelto a Jean-Pierre Bemba, ex vicepresidente y antiguo líder rebelde de República Democrática del Congo (RDC), por los crímenes cometidos entre 2002 y 2003 en República Centroafricana.

La inquietud de Bensouda se debe a que el fallo contra Bemba fue un punto de inflexión para la justicia penal internacional. Por primera vez se condenaba a un mando militar por los crímenes cometidos por sus subordinados y por primera vez se consideraba la violencia sexual como crimen de guerra y de lesa humanidad.

«Solo puedo lamentar que este ‘injustificado y significativo alejamiento de la jurisprudencia del TPI’, tal y como lo han descrito los jueces disidentes, haya tenido lugar en el caso más grave de violencia sexual y de género sobre el que se ha pronunciado el TPI hasta ahora», ha dicho en un comunicado.

La jurista gambiana ha subrayado que la Sala de Apelaciones no ha negado que los hombres de Bemba cometieron atrocidades «que provocaron un enorme sufrimiento en República Centroafricana». «La carnicería y el sufrimiento causado por estos crímenes son muy reales y se han reconocido», ha enfatizado.

Bensouda, que ha recalcado que la Fiscalía del TPI ha trabajado «incansablemente» por las víctimas, ha querido reiterar su apoyo a las mismas. «Ellas han guiado nuestros pensamientos y nuestras acciones y lo seguirán haciendo», ha prometido.

Fiona McKay, de Open Society Justice Initiative, ha apuntado que este fallo no es solo un varapalo para las víctimas, sino también para Bensouda y su equipo, «dada la vasta cantidad de recursos que dedicó al caso», que se ha prolongado una década, según informa Reuters.

BEMBA, ABSUELTO

La Sala de Apelaciones ha decidido este viernes, por tres votos a favor y dos en contra –que han emitido un voto particular–, absolver a Bemba de los dos cargos de crímenes contra la Humanidad –asesinato y violación– y tres de crímenes de guerra –asesinato, violación y saqueo– por los que fue condenado en marzo de 2016 a 18 años de cárcel.

El TPI consideró que Bemba era «el origen de la financiación, los objetivos y las pretensiones» del Movimiento de Liberación de Congo (MLC) y que ordenó la entrada de tres batallones –unos 1.500 hombres– en RCA a petición del entonces presidente centroafricano, Ange-Félix Patassé, enfrentado a quien sería su sucesor, François Bozizé.

La Sala de Apelaciones ha tumbado el fallo porque el TPI juzgó hechos que quedaban fuera de los cargos imputados y porque cometió «serios errores» en la valoración que hizo de si Bemba «adoptó todas las medidas necesarias y razonables para evitar, reprimir o castigar la comisión por sus subordinados de otros crímenes dentro del alcance del caso».

En concreto, ha sostenido que la Sala de Juicios se equivocó al evaluar «la motivación y las medidas» que Bemba podría haber adoptado a la luz de las «limitaciones a las que se enfrentaba para investigar y perseguir los crímenes como comandante remoto que envía a tropas a otro país».

Por todo ello, la Sala de Apelaciones ha determinado que la condena contra Bemba sea revocado, aunque eso no supone su salida inmediata de prisión, donde lleva diez años. La Sala VII decidirá el 12 de junio si Bemba y otros cinco reos deben ser excarcelados por una sentencia condenatoria paralela sobre crímenes contra la administración de justicia.