Aviación leal a ex general libio ataca bases islamistas en Bengasi

0
358
Tripoli
javascript:;

La ciudad oriental de Bengasi vivió una noche de temores por el bombardeo de la aviación leal al ex general desertor libio Khalifa Haftar contra bases de milicias islamistas, acorde con reportes hoy.

Los blancos de los cazabombarderos fueron bases de milicias en los distritos de Sidi Faraj y al Qawarsheh, donde los cohetes aire-tierra destruyeron un arsenal, según precisiones sin confirmación debido a la imposibilidad de viajar a la zona donde prevalece la violencia.

Bengasi, donde se calcula que un centenar de personas han muerto en los choques entre el autoproclamado Ejército Nacional de Libia, leal a Haftar, y grupos armados que sirvieron el pretexto para la agresión militar de la OTAN que derrocó al gobierno liderado por Muamar Gadafi.

Los embarques de petróleo han cesado y la ciudad está paralizada, acorde con testigos.

Las acciones están insertas en las represalias de Khalifa contra las milicias Ansar Al Sharia y Brigadas del 17 de Febrero tras el atentado suicida fallido contra su residencia mientras estaba reunido con aliados y en el que murieron cuatro de sus hombres e igual número resultaron heridos.

Khalifa, 72 años, vivió exiliado durante más de dos décadas en Estados Unidos, cuyo Gobierno lo rescató en la década de los Â�80 del pasado siglo después de haber sido capturado por el Ejército de Chad en la guerra entre país y Libia (1980-87).

El caótico rompecabezas libio dio un nuevo giró el jueves cuando el primer ministro renunciante Abdallah al Thini viajó a Bengasi por razones desconocidas, tras negarse a entregar el poder al nuevo primer ministro, Ahmed Maiitig, aprobado con apoyo del Partido de la Justicia y la Construcción, de la Hermandad Musulmana libia.

El polémico ex general salió a la palestra pública en febrero pasado cuando demandó la formación de un Consejo Presidencial para sustituir al Congreso General Nacional, el ente que ejerce de facto los poderes Legislativo y Ejecutivo en esta desgarrado país del norte de Africa.

A fines del mes pasado Haftar juró desarraigar de su país a las que calificó como «escoria islamista» en alusión a las milicias, y aunque unidades aéreas y navales del este libio se le han sumado, al igual que tribus y las Fuerzas Especiales, el conflicto permanece indefinido.