Autorizan candidatura de Nkurunziza a las elecciones de Burundi

0
343

BujumburaEl Tribunal Constitucional de Burundi autorizó la candidatura del presidente del país, Pierre Nkurunziza, a las elecciones de junio próximo para optar a un tercer mandato en el poder.

«El Tribunal Constitucional dictaminó que la renovación una vez más, y por última vez, del actual período presidencial por sufragio universal directo por un periodo de cinco años no es contraria a la Constitución de Burundi del 18 de marzo 2005», dijo Evelyne Butoyi, portavoz del Consejo Nacional para la Defensa de la Democracia (CNDD-FDD), partido gobernante.

Nkurunziza fue designado el pasado 25 de abril por el CNDD-FDD para aspirar a una tercera legislatura. Tal nombramiento provocó una ola de violentas protestas por parte de opositores que insisten en que la Constitución limita a dos el número de mandatos.

El Consejo Nacional argumenta que en el primer mandato la designación del jefe de Estado no fue mediante elecciones, sino por determinación de la Asamblea Nacional y por lo tanto no se debe tener en cuenta.

Entre los que se oponen a una tercera etapa de Nkurunziza, de la etnia hutu, se registran miembros de su formación política, parlamentarios, el clero, grupos de estudiantes y la sociedad civil.

La víspera tres personas murieron durante una nueva jornada de protestas en esta capital contra la aspiración del mandatario.

Dos manifestantes perdieron la vida en los enfrentamientos contra la policía y uno más falleció en el hospital, dijo a la prensa el portavoz de la Cruz Roja, Alexis Manirakiza, quien aseguró que otros 45 ciudadanos quedaron lesionados, muchos de ellos de gravedad.

Por su parte, el portavoz de la Policía Nacional, Liboire Bakundukize, reveló que otros 15 agentes resultaron heridos al estallar una granada en el barrio de Musaga.

Según un informe de la agencia de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, la cifra de víctimas desde que comenzaron los disturbios, la pasada semana, asciende a nueve muertos y más de 60 heridos.

Los burundianos temen la repetición de anteriores conflictos. Más de 250 mil personas murieron en la guerra civil (de 1993 a 2005) entre los rebeldes hutus y el ejército, dominado por los tutsi.