Autoridades sudafricanas investigarán anomalías en sector minero

0
199
El gobierno sudafricano anunció que creó un grupo para investigar denuncias sobre el otorgamiento inapropiado de licencia para explotaciones en el sector minero, en particular en las provincias de Mpumalanga, Limpopo y Noroccidente.

De acuerdo con el ministro de Recursos Minerales, Gwede Mantashe, estas pesquisas forman parte del proceso para la adopción de una nueva Carta Minera, cuyo proyecto fue divulgado el viernes último y estará a consideración del público hasta el 27 de julio.

En una declaración divulgada en esta capital, Mantashe dijo que durante encuentros sostenidos en varias provincias del país fueron denunciadas presuntas entregas por partida doble de licencias, la aplicación inapropiada de la letra del Acta de Salud y Seguridad en ese sector y atrasos en la emisión de las autorizaciones de explotación.

Ante esas denuncias, el Ministro anunció la creación de un grupo de investigadores que priorizarán su trabajo en las tres provincias antes mencionadas, donde se han reportado ‘los mayores desafíos en esos aspectos’, según expresó

El Ministro dijo que en el caso de Mpumalanga fue reportado el abuso de la seguridad de los mineros y dio a conocer que los involucrados han sido suspendidos hasta tanto se concluyan los estudios pertinentes. ‘Existen evidencias de que se han cometido delitos y el asunto fue enviado a las agencias del orden para que tomen medidas’, agregó Mantashe.

El funcionario subrayó que la divulgación el 15 de junio del proyecto de la nueva Carta Minera fue antecedida por un proceso de ocho semanas de intensas reuniones con accionistas y socios en ese sector vital de la economía.

Comenzamos este asunto en marzo con una reunión con el sector social, seguido de consultas con comunidades mineras y sus organizaciones en todo el país y ‘nos sentimos alentados por las contribuciones positivas, tanto verbales como escritas’, que consideró invaluables para guiar este proceso de delinear la nueva Carta.

Adelantó que dentro de dos semanas se organizará una cumbre para analizar las sugerencias, que permitan dar los toques finales al documento, que entonces será enviado al gubernamental Sistema de Valoración de Impacto Socio Económico (Seias,por sus siglas en inglés).

Posteriormente, la Carta será entregada al Gabinete para su aprobación y finalmente será publicada en la Gaceta para su implementación.

Estos cambios en las regulaciones en el sector minero, que fueron anunciados hace un año por el Gobierno, incluyen que al menos el 30 por ciento de las propiedades de las minas en este país esté en manos de ciudadanos negros, quienes por otra parte deben tener una representación del 50 por ciento.

Incluye asimismo la necesidad de que los trabajadores del sector tengan una participación mínima del ocho por ciento.

Voceros oficiales indicaron que estos ajustes constituyen un instrumento clave para un cambio radical que garantice que trabajadores y comunidades reciben una parte justa del desarrollo económico derivado de la explotación de los recursos minerales.