Ausencia de oposición y abstención sellan elecciones en Djibouti

0
323
Djibouti votó ayer en unas elecciones legislativas marcadas por la casi ausencia de partidos opositores y una evidente abstención ciudadana.

Unos 194 mil votantes fueron llamados a las urnas para nominar a 65 diputados al Parlamento, pero, de acuerdo con reportes de prensa, el desempleo y la pobreza recurrentes en el país contribuyeron al desinterés de la población en estos comicios.

Por otro lado, la oposición está dividida, como en las elecciones presidenciales de 2016; algunas organizaciones políticas decidieron no presentar candidatos, en tanto otras tienen representantes solo en ciertos lugres.

Aquellos partidos defensores del boicot creen que estas elecciones de ninguna manera pueden ser justas y transparentes, y que los partidos de oposición participantes simplemente respaldan al Gobierno.

En 2013, la oposición se unió para las elecciones legislativas bajo la bandera de la Unión para la Salvación Nacional, una coalición de siete partidos, y aunque reclamó la victoria en los sufragios, la Comisión Electoral dio como ganador al gobernante Unión para la Mayoría Presidencial.

En diciembre de 2014, se firmó un acuerdo que otorgó 10 diputados a la oposición y anunció la creación de una Comisión Electoral Nacional independiente.

Pero este convenio fue el preludio de nuevas divisiones dentro de la oposición, que se vio afectada por la oportunidad de participar o no en las elecciones presidenciales de 2016.

Una innovación marcó estos nuevos comicios legislativos, pues la ley ahora establece que el 25 por ciento de los escaños están reservados para mujeres, frente al 10 por ciento anterior, aunque algunos críticos sugieren que esto solo es nominal, para complacer a la comunidad internacional.