Aumentan tensiones entre gobierno y opositores burkinabeses

0
518

Achille TapsobaOpositores burkinabeses insistieron en que se restituya su derecho a viajar al vecino Costa de Marfil, en medio de un creciente aumento de las tensiones entre ese sector político y el Gobierno, informó un medio regional.

El Congreso para la Democracia y el Progreso (CDP) denunció que el ejecutivo prohíbe a sus dirigentes trasladarse al vecino país, donde vive asilado tras su derrocamiento en 2014 el expresidente Blaise Compaoré junto a allegados participantes en una intentona golpista en 2015, según la agencia PanaPress.

En una suerte de pulso político entre partidarios del Gobierno y del exdictador, quien permaneció 29 años en el poder de manera ilegal, la declaración opositora llama al pueblo y la opinión internacional a conocer que «se niega ahora la libertad de ir y venir a los oponentes».

El comunicado del CDP alega que el pasado 4 de junio las autoridades bajaron de un avión que viajaba a Costa de Marfil a su presidente interino, Achille Tapsoba, y a su tesorero, Theodore Zambendé.

«Agentes especiales de policía interrumpieron nuestro viaje antes que la nave despegara hacia la ciudad marfileña de Abidjan», declararon entonces los correligionarios de Compaoré, sobre quien el Gobierno cursó en 2015 una orden internacional de detención.

Ambos líderes opositores afirmaron que no recibieron antes aviso legal que los incapacitara para el viaje, por lo cual describieron el hecho como una violación, pero miembros del gobierno y líderes populares relacionaron la actividad política de esos y otros dirigentes opositores con supuestas maniobras conspirativas.

Muchos de estos últimos fueron detenidos tras el movimiento popular que defenestró a Compaoré (principal acusado de la muerte en 1987 del entonces presidente marxista Thomas Sankara), y la reciente liberación provisional de algunos de ellos fue cuestionada por amplios sectores políticos y poblacionales.

Exoficiales antes subordinados a Compaoré protagonizaron el septiembre de 2015 un intento de golpe de Estado contra el Gobierno Interino instalado luego del derrocamiento del expresidente y luego viajaron a Yamoussoukro como exiliados políticos.

El presidente del país, Roch Marc Christian Kaboré, emprendió desde su ascenso al poder en diciembre pasado una campaña en busca de justicia sobre numerosos crímenes cometidos durante el gobierno liderado por Compaore.