Aumentan precios mundiales de alimentos, según la FAO

0
961
Los precios mundiales de alimentos subieron 1,1 por ciento en marzo de este año por segundo mes consecutivo, informó hoy aquí la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En su informe mensual referido al tema, el organismo internacional atribuye el alza a un incremento sustancial de los precios de los principales cereales y productos lácteos, que compensaron el descenso en los del azúcar y la mayoría de los aceites vegetales.

El informe del organismo especializado de ONU precisó que la producción mundial de cereales alcanzó un nivel récord en 2017, casi dos mil 646 millones de toneladas, unas 33 millones más que en 2016.

Sin embargo, el ente prevé una disminución de la producción mundial de maíz y trigo para 2018, acorde con la nota mensual de FAO sobre oferta y demanda de cereales.

El índice de precios de los cereales mantiene la tendencia al alza, con un 2,7 por ciento en marzo más que en febrero y un 12,1 por ciento por encima de su valor de marzo de 2017.

Ese incremento, según FAO, responde sobre todo a adversidades climatológicas, incluida la sequía prolongada en los Estados Unidos y las condiciones de frío y humedad en algunas zonas de Europa.

En el caso del maíz el incremento obedece a una alta demanda mundial unido a un deterioro de las perspectivas de cosechas en Argentina, argumenta el informe de FAO.

Por su parte el índice de precios de los productos lácteos subió un 3,3 por ciento en marzo, dada la fuerte demanda mundial que elevó la cotización de la mantequilla, el queso y la leche entera en polvo.

Por el contrario la del azúcar descendió un 3,4 por ciento por amplias disponibilidades para la exportación; también bajaron ligeramente los aceites vegetales, en tanto los de la carne se mantuvieron casi invariable respecto a febrero.

De moderadas califica el informe las perspectivas para la producción mundial de cereales en 2018 y en tal sentido se espera una reducción del uno por ciento del nivel récord de producción de trigo en 2017.

Asimismo, se espera descienda la producción de cereales secundarios con respecto al récord del año pasado, dada las adversidades del clima en Argentina, el cambio del cultivo de maíz al de soja en Brasil y la reducción de las siembras inducida por los precios en Sudáfrica, señala el informe mensual de precios de la FAO.