Aumentan las críticas a política migratoria de gobierno francés

0
416
Políticos, activistas e intelectuales multiplicaron las críticas a la política migratoria del gobierno de Emmanuel Macron en Francia, la cual califican de hipócrita y contraria a los valores de humanismo.

Mientras el mandatario defendió este martes su postura sobre el tema, basada en acoger a los refugiados y luchar firmemente contra la inmigración por motivos económicos, un grupo de intelectuales y sindicalistas publicó una declaración en el rotativo Le Monde para expresar su rechazo.

Los firmantes, que durante la campaña electoral del año pasado apoyaron a Macron, mostraron ahora su decepción por el rumbo tomado en materia migratoria.

‘A nuestros ojos (…), vuestra presidencia se ubicaba bajo los auspicios de un humanismo responsable y asumido. (…) Ahora nos despertamos en un país donde se le arrebatan las cobijas a los migrantes en Calais, donde se laceran sus tiendas de campaña en París, donde ellos pueden perderse, con las manos y los pies congelados, en las pendientes nevadas de la frontera franco-italiana’.

Al criticar el endurecimiento de las reglas migratorias, previsto en la ley de asilo preparada actualmente por el gobierno, los firmantes lamentaron que ‘eritreos, sudaneses o sirios, huidos de sus países, torturados en Libia, explotados por los traficantes, aterrorizados en el Mediterráneo y llegados a Europa por Grecia o Italia, pronto podrían verse privados de la libertad en Francia’.

Tras considerar como hipócrita la postura del gobierno, instaron a las autoridades a terminar con el doble lenguaje, ‘el de las tribunas y el de las noches, el de las profesiones de fe y el de las intimidaciones, el de la generosidad pública y el del celo burocrático’.

Por su lado, varios diputados socialistas mostraron su indignación por la postura del jefe de Estado y la preocupación ante la posibilidad de que ‘el humanismo quede eclipsado’.

De acuerdo con los legisladores, ‘nuestro temor que el acceso al derecho (de asilo) se dificulte para muchos migrantes que necesitan de protección, y que merecen tener ese derecho, así como a un examen sincero’.

Los cuestionamientos expresados este martes se unen a las muchas críticas formuladas en los últimos días por asociaciones humanitarias, según las cuales las nuevas reglas solo implicarán un empeoramiento de la situación para los indocumentados.

Pese al rechazo, el presidente mantiene firme su intención de impulsar el cambio de política, de acuerdo con sus declaraciones.