Aumentan a 53 los muertos por atentado terrorista en Somalia

0
336
A 53 ascienden hoy los muertos en Somalia a causa de un atentado el viernes mediante la detonación de cuatro vehículos cargados con explosivos en una avenida céntrica de esta capital, informaron fuentes oficiales.
Muchos de los cadáveres fueron calcinados por las deflagraciones y es posible que aumente la cifra a causa del estado de gravedad de las 100 personas que resultaron heridas en el ataque y por la cantidad de desaparecidos, coincidieron médicos y oficiales de la Policía.

El ataque, que combinó las cuatro explosiones con disparos de armas de fuego, fue reivindicado por el grupo extremista Al Shabab y ocurrió después del primer aniversario del perpetrado por esa misma organización el 14 de octubre de 2017, según el portavoz policial Mohamed Hussein.

La acción fue en las inmediaciones del céntrico Departamento de Investigaciones Criminales y del popular hotel Sahafi, cuyos dueños fueron señalados por los terroristas entre los objetivos del atentado.

Los agresores admiten en un comunicado que la acción fue dirigida contra el hotel ‘porque funciona como base del gobierno. Funcionarios y miembros de las fuerzas de seguridad están siempre en el hotel’.

El atentado comenzó con el estallido de tres transportes en los alrededores del establecimiento y luego hubo una cuarta detonación cuando los socorristas fueron a auxiliar a los heridos, explicó Hussein.

Según testigos, varios de los muertos fueron reducidos a cenizas en sus autos a causa del fuego provocado por las explosiones, cuatro de los atacantes fallecieron por los disparos de los agentes y otros cuatro fueron los suicidas que se inmolaron en sus vehículos.

Las Naciones Unidas, la Unión Europea, la Unión Africana y numerosos gobiernos condenaron la acción.

Al Shabab, frase que en árabe significa los jóvenes, surgió en 2006 como ala radical del desaparecido Consejo de Tribunales Islámicos, se vinculó en 2012 a Al Qaeda y ahora lucha por derribar al gobierno para imponer un califato basado en la ley islámica o Sharía.

Esa organización controla territorios del centro y sur de Somalia, desde donde ataca instalaciones civiles y gubernamentales que se extienden también hacia Kenya, en represalia porque el ejército de Nairobi combate desde 2011 a sus milicias en territorio somalí.

La Misión de la Unión Africana en Somalia, una fuerza de mantenimiento de la paz creada el 19 de enero de 2007 y refrendada por la ONU, apoya al gobierno contra Al Shabab mediante una fuerza de 16 mil 510 soldados enviados por los 10 estados miembros.

Somalia atraviesa por un estado de guerra civil y caos militar, político, gubernamental y social desde el derrocamiento del presidente Mohamed Siad Barre en 1991, fecha a partir de la cual murieron unas 20 mil personas y más de un millón quedaron desplazadas.