Audiencia disciplinaria contra diputados opositores sudafricanos

0
394

Julius MalemaEl Comité de Poderes y Privilegios del Parlamento de Sudáfrica inicia hoy una audiencia disciplinaria contra 20 diputados del partido opositor fundado en 2013 Combatientes por la Libertad Económica (EFF).

A finales de agosto último, los legisladores -los más nuevos en la Asamblea Nacional- abuchearon e interrumpieron un discurso del presidente de la República, Jacob Zuma, con gritos de «devuelve el dinero».

Luego policías y guardias de seguridad de la sede estatal tuvieron que intervenir en el altercado porque los militantes de EFF se liaron a empujones con parlamentarios del gobernante Congreso Nacional Africano (ANC).

Los políticos dirigidos por el controversial Julius Malema, de extrema izquierda, además se negaron a abandonar el edificio cuando la dirección del Parlamento les ordenó hacerlo.

El Comité de Poderes y Privilegios se comunicará con los medios de comunicación y el público en general después de las deliberaciones preliminares a puertas cerradas sobre el caso del partido minoritario EFF, informaron fuentes judiciales.

Por su lado, el Secretario General del ANC, Gwede Mantashe, alertó sobre los peligros de anarquía y tácticas fascistas de la oposición que amenazan a la sociedad política sudafricana.

Mantashe advirtió que el tipo de estrategia populista usada por Malema una vez que cobra fuerza conduce a la anarquía y la destrucción como una tendencia.

También el cabecilla nazi Adolf Hitler utilizó camisas pardas para movilizar el apoyo del pueblo, la misma táctica implementada ahora por el partido EFF de Malema, dijo el veterano militante comunista.

Los nazis no empezaron por matar judíos, primero hicieron muchas promesas, desarrollaron un uniforme llamativo ante la sociedad, y cuando llegaron al poder entonces trasladaron a miles de personas hacia campos de concentración y exterminio, recordó Mantashe.

Los militantes del EFF quieren usar overoles de color rojo y vestimentas de empleados domésticos en las sesiones oficiales del Parlamento Nacional y legislaturas provinciales con el alegato de que representan a la clase obrera.

Esta incongruencia con la ética parlamentaria y las reglas internas de la Asamblea Nacional dio lugar a fuertes enfrentamientos entre el grupo de Malema y la Legislatura de Gauteng, además de que diputados del EFF suelen aullar y proferir frases injuriosas en pleno transcurso de los debates.