Ataques xenófobos centra atención en Sudáfrica

0
347

South AfricanLa violencia desatada en algunas zonas de la ciudad sudafricana de Durban, en la provincia de KwaZulu Natal, continúa en el centro de atención en el país.

El presidente Jacob Zuma designó a varios ministros de su gabinete para que trabajen directamente con el gobierno de la provincia en el enfrentamiento a los ataques xenofóbicos que se reportan allí en los últimos días.

Según un comunicado de la Presidencia difundido ayer, el mandatario «condena enérgicamente la violencia contra los extranjeros, así como la destrucción de la propiedad y el saqueo de tiendas en Durban y en cualquier parte de la República».

Zuma asignó para esta tarea a los ministros del Interior, Malusi Gigaba; de Policía, Nathi Nhleko, y de Seguridad del Estado, David Mahlobo.

El gobernante subrayó que el gobierno está abordando las preocupaciones de los ciudadanos a nivel nacional, en particular, las quejas sobre los inmigrantes ilegales e indocumentados.

Dijo que el Ministerio del Interior está reorientando departamentos y que la Fuerza de Defensa Nacional ha desplegado personal militar a lo largo de la línea fronteriza en siete provincias para frenar las actividades del crimen y cruces ilegales.

De igual forma recordó a los sudafricanos que no todos los ciudadanos foráneos viven aquí fuera de la ley. «Muchos tienen estatus legal y contribuyen de manera significativa a la economía y el desarrollo de nuestro país», advirtió.

Zuma reiteró que no existe «ninguna justificación para atacar a los extranjeros. Los que ilegalmente deben ser reportados a la policía y ellos serán devueltos a sus países de origen de manera legal».

Por su parte, el rey zulú, Goodwill Zwelithini, pidió a sus súbditos detener los ataques contra ciudadanos extranjeros.

Es la primera vez que el monarca habla desde que estalló la violencia entre los extranjeros y los ciudadanos sudafricanos.

El Rey se distancia de este tipo de violencia, en referencia a algunos medios de prensa que recientemente lo asociaron a comentarios xenófobos.

Cientos de niños han sido afectados por la violencia. Las escuelas reabren este lunes, pero muchos de ellos no podrán asistir a clases, indicó un reporte de la cadena SABC.

Mientras tanto, el cónsul General de Zimbabwe en Sudáfrica, Henry Mukonoshewuro, dijo que trabajarán en estrecha colaboración con sus homólogos de Sudáfrica para encontrar una solución y poner fin a la violencia actual.

El viernes dos etíopes recibieron quemaduras de tercer grado en Umlazi, al sur de Durban, cuando un grupo de personas lanzaron bombas de petróleo contra sus negocios.

Hay reportes de que más de mil 200 extranjeros quedaron sin hogar en poco más de una semana en Durban debido a esta ola de violencia.