Aseguran que matanza de Baja Cassanje catalizó independencia angoleña

0
327
Cincuenta y seis años después los historiadores siguen en desacuerdo con el número de víctimas mortales de la conocida como matanza de Baja Cassanje, pero casi todos coinciden en que catalizó la lucha independentista angoleña.

Algunos sitúan en 400 otros en siete mil el número de asesinados como consecuencia del bombardeo con napalm, el 4 de enero de 1961, de la Fuerza Aérea Portuguesa contra poblaciones campesinas en el valle algodonero.

Para algunos testigos sobrevivientes fue un acto brutal de represión que despertó la conciencia nacional y desencadenó un mes después el inicio de la lucha contra el colonialismo portugués hasta la independencia, el 11 de noviembre de 1975.

La fecha es recordada cada año como el Día de los Mártires de la Represión colonial de la Baja Cassanje, y para el soba (autoridad tradicional) Cambamba Ngingi Kulaxingo debía ser de conmemoración nacional.

Los colonos portugueses reprimieron a unos 20 mil campesinos en huelga que trabajaban para la compañía portuguesa-belga Cotonang, situada en el valle de Baja Cassanje, una extensión de 80 mil kilómetros repartidos entre las actuales provincias de Malanje y Lunda Norte.

La respuesta portuguesa estuvo marcada por la efervescencia en el continente ante la liberación de antiguas colonias, especialmente del Congo Belga (la actual República Democrática del Congo), que comparte fronteras con el territorio.

Kulaxingo dijo que en el país hubo varias revueltas en solidaridad con los agricultores algodoneros reprimidos.

Tras agradecer la gestión del gobierno del Movimiento Popular por la Liberación de Angola en materia sanitaria, educacional y de infraestructura, la autoridad tradicional explicó que la población tiene la esperanza de mejorar sus condiciones de vida.

Igualmente llamó a mejorar más caminos, que se dañan especialmente en la época de lluvias, e impide el trasiego de productos agrícolas a las ciudades.

La responsabilidad de acabar con la pobreza en la región, dijo, no es solo del gobierno, también deben involucrarse inversores nacionales y extranjeros para explotar el potencial de la región de Baja Cassanje.

La región de Baja Cassanje comprende las aldeas de Cambo Sunginge, Zungue, Kanzage, Wholo dia Coxi, Santa Comba, Mulundo y Teca dia Kinda, además de Xandel, Moma, Longo Milando y Massango (Forte República).