Ascienden a 11 cifra de refugiados congoleños muertos en Ruanda

0
412
El número de refugiados congoleños muertos tras enfrentamientos con la policía ruandesa en protesta contra la reducción de raciones alimentarias aumentó a 11, informó la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Un portavoz del Acnur en Ruanda, que pidió mantener su anonimato, explicó que esta tragedia podría haberse evitado si las fuerzas de seguridad del gobierno ruandés hubieran hecho caso a las llamadas previas a la calma.

De acuerdo con las investigaciones del organismo, ocho refugiados perdieron la vida en la localidad de Karongi y otros tres en el campamento de Kiziba, en el oeste de la nación africana.

Acnur pide a las autoridades que se abstengan de continuar utilizando la fuerza y exige una investigación sobre las circunstancias de estos trágicos incidentes, añadió la fuente.

La cifra de la entidad de la ONU es más del doble de la reconocida por la policía de Ruanda, que solo ha confirmado la muerte de cinco refugiados congoleños, la existencia de una veintena de heridos y 15 detenciones por haber supuestamente atacado a agentes con piedras, palos y proyectiles metálicos.

Los sucesos se iniciaron el 20 de febrero, cuando un grupo de refugiados de Kiziba, cercano a la frontera con la República Democrática del Congo, marchó hasta las oficinas del Acnur para protestar por el recorte del 25 por ciento en las raciones alimentarias debido a la falta de fondos.

La protesta fue dispersada por la policía, que negó haber usado munición real, pese a las informaciones de que algunos de los emigrantes resultaron heridos por balas.

Ruanda acoge a más de 173 mil refugiados del Congo Democrático y de Burundi en seis campamentos, pero para este año han conseguido solamente un dos por ciento de los fondos para mantenerlos, lo cual amenaza con mayores reducciones de alimentos.