Argelia; los riesgos de inhabilitar al presidente Bouteflika

0
222

La inhabilitación constitucional del presidente Abdelaziz Bouteflika, por enfermedad grave, podría abortar una de las principales demandas del movimiento popular que exige un »cambio radical» del sistema, alertó un reconocido jurista argelino.

El expresidente de la Liga Argelina de Defensa de los Derechos Humanos Mostefa Bouchachi cuestionó la propuesta hecha ayer por el jefe del Ejército y viceministro de la Defensa, general Ahmed Gaid Salah, de aplicar el artículo 102 de la Constitución para cesar en sus funciones al mandatario.

Bouchachi señaló que ese paso satisfaría, en principio, la principal demanda de los millones de ciudadanos que desde hace más de un mes protestan en Argel y otras wilayas (provincias) del país contra la intención de Bouteflika de postularse para un quinto mandato, lo cual luego declinó.

Sin embargo, el abogado fue categórico al indicar que el artículo 102 constituye un ‘peligro’ para el movimiento nacido el 22 de febrero porque presupone un período de vacancia que, en la práctica, mantendría en el poder a figuras consideradas símbolos del ‘viejo (léase el actual) régimen’.

De declararse incapacitado a Bouteflika, de 82 años y muy enfermo desde que sufrió un derrame cerebral en 2013, la conducción temporal del país recaería en el presidente del Consejo de la Nación (Abdelkader Bensalah) por un período máximo de 45 días.

Las elecciones que vendrían serían organizadas por el primer ministro (Noureddine Bedoui), y sus resultados -según la Carta Magna- los deberá supervisar el Consejo Constitucional que preside Taieb Belaiz.

Bensalah; Bedoui, nombrado en el cargo por el propio Bouteflika el pasado 11 de marzo, y Belaiz son vistos como hombres del sistema que en este caso tendrían amparo constitucional, algo que rechazan de modo categórico quienes se vienen manifestando en las calles cada viernes desde el 22 de febrero.

‘A mi juicio, eso es inaceptable para las argelinas y argelinos que han dicho con una sola voz ´queremos que se larguen (del poder), por favor, márchense´’, puntualizó Bouchachi al considerar que la sugerencia del general Gaid Salah ‘es una forma de abortar el hirak (movimiento) pacífico’.

Durante un acto televisado por el canal Ennahar, el también jefe del Estado Mayor del Ejército propuso como ‘vía para salir de la crisis’ y ‘resolver el impasse político que vive Argelia’ aplicar dicho artículo bajo el argumento de que Bouteflika padece una ‘enfermedad grave y duradera’.

En ese sentido, justificó que si el mandatario ‘se halla en imposibilidad total de ejercer sus funciones’, el consejo constitucional se reúne de pleno derecho y tras verificar la realidad de incapacitación por todos los medios apropiados, propone al Parlamento que declare el ‘estado de impedimento’.

Tras analizar los pasos que seguirían (ya referidos), el expresidente de la Liga Argelina de Defensa de los Derechos Humanos reiteró que el pueblo ‘no puede tener confianza en esos hermanos (que representan la vieja guardia) que han defraudado su voluntad’.

Preguntados sobre la aplicación del artículo 102, decenas de personas que se manifestaban hoy frente a la Grand Poste (central de correos) de Argel reafirmaban a esta agencia que desean un nuevo gobierno de concertación y concordia nacional con la clase política que goce de la confianza del pueblo.

Hay numerosos argelinos con la experiencia y las capacidades suficientes para conducir ese período de transición y formar un gobierno de unidad, aseveró una joven presente en la demostración de estudiantes y profesionales que promete para el próximo viernes denunciar lo que cree ‘maniobras desmovilizadoras’.