Argelia: diálogo como premisa ante situación política

0
431

Por Juan Carlos Díaz Guerrero

El diálogo y la reconciliación parecen ser hoy las premisas más importantes para la mayoría de los argelinos, que cifran sus esperanzas en la conformación de un Gobierno inclusivo que dé respuesta a sus aspiraciones.

La situación política de las últimas semanas, con miles de personas en las calles de Argel y otras importantes ciudades, dan muestras evidentes del reclamo de cambios que, todo indica, las autoridades están dispuestas a emprender.

Eso pasa por la decisión del presidente Abdelaziz Bouteflika de abandonar su candidatura a las elecciones, concebidas en principio para el 18 de abril y que fueron también pospuestas por el veterano mandatario de 82 años, cuya salud se ha ido deteriorando en los últimos años.

A lo anterior se suma la convocatoria del jefe de Estado a una Conferencia Nacional inclusiva e independiente, la cual propondrá una nueva Constitución para ser sometida a referendo, y terminado ese proceso dar paso a nuevos comicios.

No menos importante resultan los cambios concretados como la creación del cargo de viceprimer ministro, que recayó en la figura del excanciller (2013-2017) Ramtane Lamamra, un político que ha representado al país en organismos internacionales.

En medio de la compleja situación política se produjo también la renuncia del primer ministro, Ahmed Ouyahia, de 67 años, y el nombramiento de Nouredine Bedoui, quien fungía como titular del Interior.

Este último abogó en su primera conferencia de prensa la necesidad del diálogo y aseguró que el proceso de transición no se prolongará por más de un año.

Pese a los anuncios de Bouteflika y los cambios materializados en la cúpula de poder sigue prevaleciendo el descontento entre la población con sus masivas movilizaciones, en las cuales prevalecen los jóvenes que representan más del 50 por ciento de la población.

Si bien todo parece indicar que el tiempo es el mayor problema a resolver por el ejecutivo para ganar en credibilidad ante las insatisfechas masas, se insiste por las autoridades y la prensa argelina en el diálogo inclusivo y en la viabilidad de las propuestas para dar lugar a la nueva República anunciada por el mandatario.

El periódico El Moudjahid se mostró en ese sentido esperanzado en que la Conferencia Nacional desemboque en ‘propuestas susceptibles’ de aplicar y consideró que Gobierno y oposición están llamados a tener en cuenta varios imperativos en esta ‘etapa histórica’.

Al respecto, mencionó aspectos trascendentes como la de ‘aunar esfuerzos afín de preservar la patria’ y donde no deben quedar excluidos del proceso ‘ningún componente de la nación’.

En esa dirección expresó que partidos, asociaciones y personalidades trabajan en la actualidad por conseguir una ‘visión global y clarividente sobre los intereses supremos de la patria’, que pasan por resolver problemas como la corrupción y el desempleo juvenil (30 por ciento), además de garantizar la estabilidad política.

Pero sin omitir, señaló el medio de prensa, la necesidad de adaptarse en forma permanente a los cambios de la sociedad.

El diario calificó de suma importancia que Argelia ‘pueda mantener su estabilidad’ tras haber restaurado la paz después de años de terrorismo, que costó al país 200 mil muertos y dejó secuelas aún no olvidadas.

Para El Moudjahid la Conferencia Nacional y las próximas elecciones son oportunidades ‘para dar otra muestra de cohesión’ en torno a objetivos de estabilidad y desarrollo, mientras la población sigue expectante y preparada para salir de nuevo a las calles.