Árboles en Senegal para la Gran Muralla Verde

0
1401
Con la siembra de 11 millones de árboles, Senegal es el país africano más avanzado dentro de la Gran Muralla Verde, proyecto que busca frenar la desertificación en el continente.
La barrera -que se extenderá a lo largo de siete mil 775 kilómetros de largo y 15 de ancho desde Senegal (oeste) a Yibuti (este)-, solo se completó 15 por ciento en sus nueve años de existencia. Esta nación logró recuperar 27 mil hectáreas de tierra perdida, según fuentes especializadas.

Estadísticas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) arrojan que casi 500 millones de africanos verán cómo disminuye su calidad de vida por culpa del calentamiento global, mientras otros 60 millones tendrían que abandonar sus hogares por la desertificación del Sáhara y el Sahel.

Para los expertos esta es una de las más importantes actividades globales de protección del clima y permitirá además reducir la tasa de hambre que existe en más de 14 países implicados en el ambicioso plan.

Un atlas de la ONU reveló que África está perdiendo más de cuatro millones de hectáreas de bosque cada año – el doble de la tasa mundial de deforestación.

Lamentablemente, la ‘muerte’ de los bosques es una preocupación que muestra cómo el cambio climático va más allá de las ya conocidas imágenes de las derretidas nieves en el Kilimanjaro (Tanzania), la cumbre más alta de África (cinco mil 891,8 metros).

Casi 300 millones de personas sufren la escasez de agua y distintas áreas de África subsahariana experimentan sequías que aumentarán alrededor de un tercio en 2050.