Aplazan nuevamente acuerdo final entre gobierno mozambiqueño y Renamo

0
452

mozambiqueEl esperado acuerdo definitivo de paz entre el gobierno de Mozambique y la opositora Renamo quedó nuevamente aplazado tras concluir la 73 ronda de negociaciones entre ambas partes, confirmaron hoy medios periodísticos.

La agencia de noticias mozambiqueña AIM indicó que el compromiso resultó pendiente por una cuestión de procedimiento.

«Cuando llegamos a la sala quedamos sorprendidos al conocer que ellos (la Renamo) no tenían un documento que les proporciona determinado poder», dijo el jefe de la delegación gubernamental, José Pacheco, sin revelar detalles de ese pliego.

Reconoció que resulta preciso dar oportunidades para que la Resistencia Nacional Mozambiqueña (Renamo) «se reestructure y reúna los requisitos jurídicos necesarios, y pueda ejercer este acto de soberanía».

En julio pasado, las dos partes llegaron a un entendimiento acerca del cese el fuego, desarme, integración de hombres de la Renamo en las Fuerzas de Defensa y Seguridad, así como su reinserción económica y social.

Certificaron que hubo un compromiso para poner fin a la violencia, sin embargo abogan por mecanismos que garanticen la paz.

El presidente mozambiqueño, Armando Guebuza, insiste en que el acuerdo final reciba la aprobación del líder de la Renamo, Afonso Dhlakama, quien se niega a salir de su escondite en algún lugar de la sierra de Gorongosa, provincia de Sofala.

Al respecto, el jefe negociador de la Resistencia, Saimone Macuiana, asegura que ellos tienen la potestad de firmar y hablar por su dirigente.

«Firmamos varios documentos con el gobierno y hemos estado aquí más de un año, lo cual resulta prueba suficiente de que tenemos mandato. Estamos dispuesto a firmar el alto el fuego bajo la dirección y orientación de nuestro líder Dhlakama», puntualizó Macuiana.

El Frente de Liberación de Mozambique (Frelimo), partido en el poder desde la independencia en 1975, y la Renamo se enfrentaron en una de las guerras civiles más brutales de África hasta que se acordó firmar la paz en octubre de 1992.

Después de 21 años sin conflicto tras esa rúbrica, el país volvió a la inestabilidad desde abril del 2013, a raíz de una disputa por la ley electoral.

A pesar de innumerables rondas negociadoras a lo largo de estos años, ambas formaciones, presentes en el Parlamento, mantuvieron fuertes tensiones y regulares choques.