Aplauden en Guinea Bissau decisión de Tribunal Supremo de Justicia

0
313

jose-m-vaz-guinea-bissauEl presidente de Guinea-Bissau, José Mario Vaz, afirmó que aceptaba hoy la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de declarar inconstitucional el decreto que nombró a un nuevo primer ministro.

Vaz también comentó que escuchará en los próximos días a los partidos políticos, con asiento en el Parlamento, para formar a un nuevo gobierno.

El pasado miércoles el Supremo declaró inconstitucional «en forma y en la materia» la disposición de Vaz que nominó a Baciero Djá como nuevo primer ministro el día 20.

Los ocho jueces consejeros, que asumen el papel de Tribunal Constitucional, votaron a favor de declarar ilegal el decreto 06/2015 del mandatario guineano.

Por ese dictamen, Djá decidió deponer el cargo. Su gobierno, presentado el pasado lunes, cayó en menos de 48 horas y a casi un mes de que Vaz cesara a Domingo Simões Pereira, otrora primer ministro y líder del gobernante Partido Africano para Independencia de Guinea y Cabo Verde (Paigc).

Simões Pereira saludó ahora el fallo de la corte y apeló para que el mandatario «sepa interpretar correctamente» lo determinado.

Recalcó que el pronunciamiento de los jueces del tribunal «fue claro e inequívoco» y resulta un buen momento para la democracia nacional.

El político consideró que los magistrados «restablecieron el derecho a la esperanza del pueblo» y al mismo tiempo contribuyeron de forma decisiva para la separación de poderes en Guinea Bissau.

Añadió que cuando el presidente devuelva al Paigc la posibilidad de elegir el nombre del primero ministro, la organización «sabrá dar la debida respuesta».

Sobre si podrá ser de nuevo candidato a jefe de gobierno, precisó que el Partido «tiene soluciones para la crisis».

Por su parte, el Partido de la Renovación Social (PRS), segunda fuerza política del país, pidió un «respeto escrupuloso» por la decisión del Supremo, cuya corajuda decisión fue congratulada, además, por la Liga Guineana de los Derechos Humanos.

El pedido de verificación de la constitucionalidad del decreto presidencial fue presentado hace tres semanas por la Asamblea Nacional y por organizaciones de la sociedad civil.

La Alianza para la Paz, la Estabilidad y la Democracia y el Movimiento Nacional de la Sociedad Civil, integrada por 150 organizaciones no gubernamentales, entregó la solicitud a la Procuraduría General para que enviara el caso al Supremo.

Una larga crisis institucional sirvió de pretexto para que Vaz dimitiera el 12 de agosto al Ejecutivo y argumentara que resultaban excesivos los enfrentamientos con Simoes Pereira a quien acusó junto a su administración de nepotismo, corrupción y falta de transparencia en la gestión pública.