Anonymous invade cuenta de Twitter de fuerzas armadas kenianas

0
251

AnonymousLa cuenta en la red social Twitter de las Fuerzas de Defensa de Kenia (KDF), fueron tomadas por el grupo de piratas informáticos Anonymous para denunciar la corrupción y la inseguridad en el país africano.

Los ciberactivistas controlan desde la medianoche la cuenta del ejército keniano, “El Ministerio de Defensa está bajo un nuevo mando: Anonymous”, afirmaron en la cuenta de Twitter, seguida por 67 mil usuarios.

En su demanda, acusaron al gobierno y ejército de Kenya por la situación de inseguridad y la corrupción política que impera en el país, principalmente por las acciones violentas atribuidas a la milicia radical islámica somalí Al Shabab que busca imponer un estado islámico de corte wahabí en la zona.

Según los hackers, Al Shabab es responsable de la muerte de centenares de personas, después de la ofensiva lanzada en abril pasado en territorio de Kenya, exigiendo la retirada de sus tropas de Somalia.

Anonymous advirtió que el tribalismo destruirá Kenia, no los terroristas, refiriéndose a las rivalidades políticas y económicas entre algunas de las más de 40 tribus que conviven en el país del este africano.

Pidieron además la dimisión del presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, y de su vicepresidente, William Ruto, ambos procesados por la Corte Penal Internacional (CPI) por instigar la ola de violencia postelectoral registrada entre finales de 2007 y principios de 2008, en la que murieron más de mil personas.

También piden la destitución del ministro del Interior, Joseph Ole Lenku, y del inspector general de la Policía, David Kimaiyo.

Anonymous es un movimiento internacional de ciberactivistas, formado por un número indeterminado de personas que reciben este nombre porque no revelan su identidad, son anónimos, y carecen de liderazgo. No están afiliados a ningún partido político y todos se representan bajo un mismo símbolo, la máscara que se utiliza en la novela grafica V de Vendetta, que se adaptó al cine con el mismo título.

La careta utilizada por Anonymous representa la figura Guy Fawkes, quien trató de poner una bomba en los cimientos del Parlamento Británico para asesinar al rey Jacobo I, en 1605.

El grupo de ciberactivistas asegura haber desencriptado el código del gusano Stuxnet, usado para atacar plantas industriales en Irán y parte de Asia.