Angola prevé reducción de su deuda en 2019

0
429
Con una deuda ascendente a los 70 mil millones de dólares, Angola prevé reducir el año que viene su peso sobre el presupuesto general del Estado a través del programa de estabilización macroeconómica.
La viceministra de Presupuesto Aia Eza da Silva llamó la atención sobre el alto endeudamiento en que incurrió el país en los recientes años por lo que pidió ponderación con respecto a la elevación de los precios del crudo Brent, el de referencia para las exportaciones angoleñas.

Sin embargo, no aclaró hasta cuánto se reducirá el endeudamiento.

Durante la presentación de los límites de gastos para el ejercicio de 2019, y sin avanzar muchos números, da Silva explicó que se proyecta emplear un billón 85 mil millones de kwanzas (unos tres mil 600 millones de dólares al cambio oficial) para programas de inversiones en los sectores de energía y aguas, transportes, educación y salud.

Tales valores permitirán la ejecución de dos mil 382 proyectos que ya tienen el financiamiento y se encuentran dentro del Plan de Desarrollo Nacional 2018-2022.

En tanto, el ministro de Finanzas Archer Mangueira adelantó que educación y salud recibirán mayores presupuestos, el primero pasará de cuatro para seis por ciento, y el segundo de cuatro para siete por ciento.

Para el titular de Estado para el Desarrollo Económico y Social Manuel Nunes Junior, el 2018 fue positivo porque permitió conseguir la estabilidad económica, y se conseguirá bajar la inflación a menos de 20 por ciento.

Al hablar ante aliados y miembros de la sociedad civil, quienes presentaron sus propuestas para incluir en el presupuesto de 2019, Nunes Junior anunció que en busca de disciplina y eficiencia en el plan solo se incluirán proyectos ya establecidos por el PDN 2018-2022, que fue aprobado por el gobierno en abril pasado.

Ninguna actividad, tarea o acción será incluida en el presupuesto si no está dentro de los programas, afirmó.

El Plan de Desarrollo prevé crecimientos promedios del tres por ciento, una idea que al parecer no se conseguirá a juzgar por lo adelantado por el presidente Joao Lourenzo de que este año se alcanzará un crecimiento discreto después del negativo del calendario anterior.

Los participantes presentaron varias preocupaciones con destaque para asuntos del desarrollo social y del sector productivo.

Resulta la primera vez en la historia independiente del país (desde 1975) que el gobierno somete a la opinión pública las líneas del plan de presupuesto antes de someterlo a la Asamblea Nacional.

Hasta junio de este año el Ministerio de Finanzas registró una ejecución del actual plan del 35 por ciento, lo que ha supuesto escasez de dinero en las empresas para enfrentar sus obligaciones e incluso dificultades a los particulares para extraer fondos de sus cuentas en los bancos.

Tales limitaciones han tenido como propósito reducir la diferencia entre las tasas de cambio de divisas oficial y paralela (ilegal pero tolerada), lo cual permitió reducirla de 150 a principios de año para 20, tal como reconoció Lourenzo este lunes en el parlamento durante el discurso del estado de la nación.