Angola inicia carrera por presidencia

0
472
La primera fase del registro electoral obligatorio para los comicios del próximo año en Angola cerrará mañana luego de ingentes esfuerzos de los actores políticos involucrados en la carrera por la presidencia.

Ningún medio, incluidas las redes sociales y la telefonía celular que disfrutan 14 millones de sus 25 millones de habitantes, quedó al margen de la campaña que se enfocó ahora en los que tienen de 18 a 22 años de edad.

El más reciente dato oficial -divulgado hace un mes- sobre inscriptos daba la cifra de más de cinco millones de empadronados, un poco menos de la mitad de los posibles votantes.

Superadas algunas suspicacias iniciales de la oposición, que vio con malos ojos que el Ministerio de Administración del Territorio llevara a cabo el proceso, la mayoría de los partidos con opciones de ganar diputados llamaron a sus bases para inscribirse.

La ley electoral angoleña, vigente desde 2010, deposita en la dependencia mencionada la depuración del Registro, pues los empadronados o aspirantes a ello deben dar pruebas de vida, que incluyen la demostración de residir en una zona por la que luego ejercerán sus derechos electorales.

Esa base de datos luego el gobierno la entrega a la Comisión Nacional Electoral, el árbitro encargado de dirigir todo el proceso incluido el conteo de los votos y la proclamación de los vencedores, a través de las listas previamente realizadas por los partidos.

A la espera de una reforma de la legislación, el partido ganador -con más votos y por consiguiente diputados en la Asamblea Nacional- designa al presidente y al vicepresidente de la República, a la sazón el uno y el dos de los listados.

Luego el mandatario electo indirectamente designa a los gobernadores y otros cargos en las 18 provincias del país. Las justas del 2017 podrían ser las últimas que se realicen bajo este sistema.

En el parlamento existe ya un proyecto para elecciones autárquicas (gobernadores y mandos municipales) que podría estar listo de 2018 a 2021, a juzgar por declaraciones recientes de fuentes legislativas.

Para la mayoría existen dos cosas claras en materia electoral: una es que la ley de elecciones autárquicas no estará lista el año que viene y la segunda, es que el gobernante Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA) retendrá el poder.

Ya entra en el terreno de la especulación si ganará con la amplitud de las justas de 2008 y 2012 o será más ajustada la votación, y por ende, el número de diputados por bancadas.

Sería atrevido hacerlo, toda vez que las fuerzas políticas -algunas de ellas solo visibles en tiempo de elecciones- no han iniciado sus campañas.

La actual legislatura, que comenzó en 2013, cuenta con 175 diputados del MPLA, 32 de la Unión Nacional para la Independencia Total de Angola (Unita), ocho Convergencia Amplia de Salvación de Angola-Coalición Electoral (CASA-CE), tres el Partido de Renovación Social, y cierra con dos el Frente Nacional de Liberación Nacional.

Aunque falta mucho para la liza, la cuarta legislatura podría tener estos cinco partidos con bancada. La diferencia estaría en que el MPLA conservaría la mayoría sin ser aplastante sobre Unita o sobre CASA-CE.

Las urnas, y las campañas, dirán…