Angola espera por dictamen sobre satélite Angosat1

0
313
Angola espera hoy por el dictamen hecho por expertos rusos sobre el satélite Angosat1, el primero de telecomunicaciones en este país y que fue construido a un costo de 320 millones de dólares.
La evaluación técnica y científica del artefacto se realizará en Luanda en un encuentro bilateral entre el gobierno angoleño y representantes de la empresa espacial rusa Roskomos, la responsable con su construcción y lanzamiento.

Para el efecto ya se encuentran aquí desde el sábado técnicos de la compañía.

Con posterioridad el ministro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información, José Carvalho da Rocha, ofrecerá una conferencia de prensa para informar oficialmente sobre el ingenio, lanzado el pasado 26 de diciembre desde el cosmódromo de Baikonur.

La espera por el estado de salud del artefacto, con 262 kilogramos de peso útil y capaz de irradiar toda África y parte de Europa, se vio matizada por el anuncio de da Rocha de la construcción de un segundo satélite, para ser entregado en un año y medio.

Dijo que el próximo artefacto tendrá mayor capacidad y será más sofisticado que el Angosat1.

Admitió que en el funcionamiento del ingenio se registraron perturbaciones desde el primer momento, lo que ha llevado a todo tipo de malos augurios sobre su suerte.

El titular aclaró que el Angosat2 no implicará gastos para Angola, pues se emplearán los 121 millones de dólares otorgados en garantía para el primero, aunque no aclara si eso implicará que no se asegurará el nuevo, cuya construcción comenzará mañana.

Después de insistentes rumores sobre el lanzamiento fallido del satélite, el canciller ruso, Serguei Lavrov, trajo la calma en marzo pasado cuando aseguró que se encontraba en órbita y se esperaba que entrara en servicios este mes.

Angosat1 tuvo problemas con la recarga de las baterías, y debió ser colocado en modo de ahorro de energía por los operadores rusos poco después de su lanzamiento.

Desde entonces surgieron insistentes conjeturas sobre un cortocircuito, la explosión del propulsor antes de colocarlo en órbita y la posibilidad de que se encontrara a la deriva.