Angola defiende fin de impunidad y respeto de leyes en Guinea Bissau

0
365

onu_angola_ismaelmartinsEl embajador angoleño ante las Naciones Unidas, Ismael Martins, aseguró que resulta necesario un compromiso serio para poner fin al impasse político en Guinea Bissau, informó hoy el diario Jornal de Angola.

Tras varios contactos se verificó que resulta urgente el fin de la impunidad y el respeto a leyes y normas por parte de partidos en ese país africano, dijo Martins en Dakar, Senegal, a radio ONU, declaración amplificada este miércoles por el Jornal.

Al frente de una delegación del Consejo de Seguridad, el diplomático angoleño concluyó una breve visita a Bissau para buscar soluciones a su conflicto interno.

«Creo que el viaje fue útil a los miembros del Consejo. Conseguimos, en corto tiempo, tener encuentros con entidades principales y partidos como el (gobernante) Paigc y el PRS (opositor, Renovación Social)», alegó.

Precisó que también se estuvo en la Asamblea Nacional con el titular, dos vice y el presidente de la República (José Mario Vaz), al final de la visita.

Atestiguó que la población demuestra madurez, pese a mantenerse impaciente con la prolongada situación política.

Según Martins, los guineanos no aceptan el hecho de que existe una crisis, aunque nosotros sí tenemos la impresión que impera.

Lo importante, insistió, es encontrar un entendimiento con un mayor esfuerzo por parte de todos.

Otra prioridad de la visita, anadió, fue mantener en territorio la fuerza de la Misión de Seguridad en Guinea Bissau (Ecomib) y de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental de mantenimiento de la paz en esa nación.

La crisis institucional comenzó en Guinea Bissau cuando Vaz cesó el 12 de agosto de 2015 al primer ministro Domingos Simões Pereira, al argumentar incompatibilidades personales y falta de confianza.

Más tarde nombró a Baciro Djá en el cargo, sin embargo el Tribunal Supremo de Justicia consideró inconstitucional el decreto presidencial y obligó al mandatario a convidar al Partido Africano de la Independencia de Guinea y Cabo Verde (Paigc) a que designara a un nuevo jefe de gobierno.

Carlos Correia, de 81 años, fue nombrado primer ministro el 8 de septiembre tras semanas de inestabilidad.

La pasada semana Vaz marcó una nueva reunión entre los actores políticos involucrados en el conflicto interno.

Un comunicado de la Presidencia guineana indica que el mandatario presentará en el encuentro para la discusión los aportes y comentarios realizados por las diferentes partes al proyecto de acuerdo político.

Recientemente él mostró una propuesta para que fuese anulada la expulsión de 15 diputados del Paigc, acusados de intentar ingresar en la oposición para derrumbar al gobierno.

Al respecto, el partido en el poder envió una carta al gobernante en la que rechaza su propuesta de acuerdo para resolver la crisis.

Para Manuel dos Santos, miembro del Buró Político del Paigc, la proposición presentada resulta inaceptable, pues «se parece mucho a acuerdos después del golpe de Estado: pactos de transición».