Angola acusa a eurodiputada de falta de honestidad

0
536

eurodiputada Ana GomesAngola acusó a la eurodiputada Ana Gomes de falta de honestidad al influir en una resolución del Parlamento Europeo sobre eventuales casos de violación de derechos humanos en este país, se conoció hoy aquí.

La resolución adoptada por ese parlamento, influenciado por el informe elaborado por Gomes, tiene «un conjunto de afirmaciones gratuitas sin confirmar», dijo a la prensa el ministro de la Administración del Territorio, Bornito de Sousa.

Precisó que sobre algunas informaciones, Gomes recibió el debido esclarecimiento, en particular durante el encuentro con el ministro de Justicia y Derechos Humanos de Angola, Rui Manqueira, en la visita que realizó a Luanda en julio.

En su informe omite eso y hace un conjunto de declaraciones, muchas de ellas gratuitas, reiteró De Sousa, quien puso como ejemplo como la eurodiputada insistió acerca de unas mil muertes en el llamado caso Monte Sumi, en la provincia de Huambo.

«Y efectivamente en ese momento también se le dijo dónde están enterrados. Mil muertos… ¿Alguien ha intentado, la propia Unión Europea, la Cruz Roja de buscar los mil muertos. ¿Dónde están?», se preguntó el ministro.

Reconoció que el informe pone de relieve situaciones críticas en el país y el Ejecutivo ya lo tiene en cuenta y trabaja para superarlas.

Afirmó que su gobierno conoce la naturaleza de la eurodiputada Gomes, que respeta, pero en algunos casos ha creado dificultades.

En un comunicado divulgado recientemente Angola rechaza categóricamente el contenido de la resolución del Parlamento Europeo.

Lamenta que una institución creíble se haya dejado enredar por informaciones calumniosas y repudia con vehemencia la gravedad del contenido de la Resolución número 2015/2839 del Parlamento Europeo, en la cual se retrata a un país que seguramente no es la República de Angola.

Considera que sus recomendaciones en nada beneficia la cooperación entre Angola y la Unión Europea, y explica que tal resolución tiene por base un informe parcial y subjetivo elaborado por una eurodiputada que realizó en julio una visita privada a este país.

A pesar de todas las aclaraciones que recibió durante encuentros con miembros del gobierno, parece que la parlamentaria no solo despreció toda la información, sino que se sirvió de sus contactos para tratar de dar credibilidad a sus ideas preconcebidas, precisa el texto.

Por eso, apunta la comunicación, no es de extrañar que el informe se sirviera de una resolución que contiene falsedades, especulaciones y hechos groseramente manipulados por la autora, cuyas connotaciones con la oposición angoleña por demás son conocidas.