Analizan en Etiopía ventajas y desafíos del crecimiento económico

0
496
Por Richard Ruíz Julién
Etiopía impulsa el crecimiento económico a través del enfoque gubernamental similar al del láser, en sectores como la fabricación, la energía y la infraestructura, refirió la prensa local.

Para The Ethiopian Herald, un ejemplo notable de ello se puede encontrar en la Gran Presa del Renacimiento Etíope (GERD, siglas en inglés), donde planean aprovechar el Nilo Azul para convertirse en el mayor exportador de electricidad de África.

Aunque el GERD impulsará la economía y satisfará las necesidades de energía del país y las de sus vecinos, el plan está enfrentando una seria oposición de parte de Egipto, que tradicionalmente es el factor decisivo en lo que respecta al río Nilo.

La forma en que Etiopía negocie este riesgo será un indicador clave de si logra su objetivo de convertirse en un proveedor regional de energía.

Expertos en estos temas, como el profesor Bashir Ali, confirman a medios nacionales que en términos de inversiones en infraestructura, Etiopía se está convirtiendo rápidamente en un destino de elección para los inversores chinos.

Este año fue inaugurado el Addis Abeba-Djibouti Railway, que costó cuatro mil millones de dólares y fue financiado por empresas estatales de ferrocarriles y construcción de China como parte de la transformadora iniciativa One Belt One Road, del gigante asiático.

El ferrocarril Addis Abeba-Djibouti conecta Etiopía con el puerto de Djibouti, que es significativo pues la nación vecina maneja el 95 por ciento de la carga de Etiopía.

Con una población creciente de 105 millones de habitantes, Etiopía está despertando a los peligros de su condición de país sin salida al mar y su dependencia de los puertos de Djibouti, como lo demuestra su participación recientemente adquirida en el puerto de Berbera, en Somalilandia.

Un editorial publicado hoy por The Reporter Ethiopia precisó que la forma en que Etiopía capitaliza sus vínculos económicos con los estados vecinos será clave para alcanzar el estado de ingresos medio-bajos en 2025.

Además de las inversiones chinas lideradas por el estado, las empresas chinas privadas también han invertido aquí, creando más de 28 mil empleos, principalmente en el sector manufacturero.

La nación ha tenido cierto éxito en la industria manufacturera debido a la creación de varios parques industriales y la reducción de la burocracia para las empresas a través de la introducción de servicios reglamentarios tipo ‘one-stop shop’ del gobierno.

Según Ali, la confianza económica recién encontrada de Etiopía está representada por su operador estatal, la aerolínea nacional Ethiopia Airlines, que se convirtió en una de las aerolíneas de más rápido crecimiento del mundo.

Ethiopia Airlines superó recientemente a South Africa Airways para convertirse en la mayor operadora de África en términos de ingresos y ganancias; tiene éxito a través de su política de establecer múltiples centros globales y expandirse a más de 120 destinos con vuelos regulares a ciudades clave como Río de Janeiro, Londres, Shanghai, Beijing y Washington DC, entre otros.

Los críticos más derechistas apuntan, por otro lado, a que el factor de riesgo económico más consistente de Etiopía es su sector privado históricamente débil.

De cara al futuro, la capacidad de Etiopía para alcanzar el nivel de ingresos de la población de ingresos medianos bajos en 2025 se caracterizará por su capacidad para reducir el poder de las grandes empresas estatales, en opinión de algunos analistas.

Otras políticas a seguir para el estado incluyen la implementación de Alianzas Público Privadas y reformas económicas dirigidas a impulsar la eficiencia y estimular la competencia en la economía.

Si bien Etiopía logró grandes avances en términos de desarrollo, es en el ámbito político donde enfrenta los mayores riesgos a mediano y largo plazo.

Surgen grietas recientes que incluyen las protestas en curso de los activistas de Oromo opuestos a la toma enérgica del gobierno de sus tierras ancestrales alrededor de Addis Ababa en nombre de la IED.

Como tal, la capacidad de Etiopía para mantener un crecimiento económico constante estará vinculada a su capacidad para integrar comunidades marginadas que necesitan persuadirse de que también tienen interés en el nuevo y audaz futuro del país, consideró The Ethiopian Herald.