Ana Oramas no entiende algunas actitudes de Rubalcaba sobre inmigración

0
390

Ana OramasLa diputada de Coalición Canaria Ana Oramas ha reclamado este jueves un pacto de Estado sin condiciones en materia de inmigración, y ha afirmado que no entiende la actitud que está teniendo en algunos momentos el jefe de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba.

   «Que le pregunten a De la Vega, o a Moratinos qué se tuvo que hacer en aquel momento crítico de actuación política en África», ha afirmado, aludiendo a las gestiones de la entonces vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega o el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, durante la crisis de los ‘cayucos’ de 2006.

En una entrevista en ‘Los Desayunos de TVE’ recogida por Europa Press, Oramas ha pedido una «posición de Estado» en África para hacer frente a la inmigración ilegal, advirtiendo de que el problema no se puede resolver encargando el «trabajo sucio» a la Policía marroquí, argelina, o a un «político corrupto de Malí».

La diputada ha recordado que en el verano de 2006 era alcaldesa de San Cristóbal de la Laguna y ha cifrado en 80.000 las personas que llegaron a Canarias, con el drama añadido de «los miles que se quedaron en el mar». Entonces, ha dicho, el Acuartelamiento de los Rodeos, previsto para 500 personas, llegó a albergar 8.000.

Según ha explicado, en el verano de 2006 visitaron Tenerife varios eurodiputados y les subrayó que «el problema no es de Canarias ni de España, sino de Europa», porque los inmigrantes «vienen a Europa, no a Canarias», y «en tres meses están en Bruselas».

POLÍTICA EUROPEA

Por eso, la diputada ha reclamado un pacto de Estado para enviar una mensaje unitario a la UE, para que haya más fondos para control de fronteras y para cooperación. «Si hay 80.000 personas con nada detrás, con una esperanza de vida de 40 años y con cinco años de trabajo de toda una aldea para que el más fuerte atraviese la frontera eso no hay quien lo pare sin una política europea», ha dicho.

Pero también quiere unidad de todos los partidos para tener una «posición de Estado» en África. En este punto, ha recordado que durante la crisis de 2006 se adoptaron medidas para desincentivar la emigración en países como Malí, Mauritania o Senegal, así como acuerdos de repatriación de sus respectivos nacionales.

Así, ha hecho hincapié en que el retorno inmediato de los inmigrantes a Marruecos sólo es posible cuando los inmigrantes son marroquíes. «Sería un absoluto ejercicio de frivolidad e irresponsabilidad no hacer ese pacto de estado porque hay que actuar de forma general», ha concluido.