Alto dirigente de los Hermanos Musulmanes defiende que su grupo es pacífico

0
489

Hermanos MusulmanesEl secretario general de los Hermanos Musulmanes, Mahmud Husein, uno de los pocos líderes de la hermandad que no están encarcelados en Egipto, insistió en que su grupo efectúa sus actividades de manera pacífica y rechaza la violencia.

Husein aseguró que la represión actual de las autoridades egipcias contra la cofradía, declarada «grupo terrorista» en diciembre pasado, no ha provocado que sus miembros cometan actos violentos.

«Las actividades y lucha contra la corrupción y la dictadura son ejecutadas sobre bases absolutamente pacíficas», subrayó Husein en un largo comunicado difundido en la página web del grupo.

Este dirigente islamista, que se cree se encuentra en Catar y que ha hecho escasas declaraciones, señaló que esa lucha contra la dictadura ha provocado que la Hermandad sufra «detenciones, asesinatos, torturas y persecuciones».

Como parte de su defensa de los Hermanos Musulmanes, recordó que en los años 1954 y 1965 -durante el régimen del fallecido Gamal Abdel Naser- varios miembros de la cofradía sufrieron torturas y algunos fallecieron, pero cuando salieron de prisión nunca atacaron a sus torturadores.

Husein también afirmó que «nadie alzó las armas contra los asesinos» cuando se produjo el desalojo policial de las acampadas islamistas en agosto pasado en El Cairo, donde murieron cientos de personas.

«Miles de miembros y dirigentes de la Hermandad fueron arrestados y agredidos de diversas maneras, y ninguno de ellos recurrió a la violencia para defenderse», insistió sobre lo sucedido con los manifestantes partidarios del depuesto presidente Mohamed Mursi.

Por otro lado, el dirigente islamista recordó que hasta el derrocado Hosni Mubarak admitió en declaraciones al diario francés Le Monde en 1993, que los Hermanos Musulmanes seguían una lucha pacífica por la víapolítica.

Según Husein, también el exministro del Interior, Hasan el Alfi, aseguró en una rueda de prensa en 1994 que «los miembros de la Hermandad no perpetran acciones de violencia, al contrario de las organizaciones terroristas Al Yihad y Gamaa al Islamiya».

El secretario general de la cofradía insistió en que su organización repudió categóricamente los ataques y atentados que esos grupos cometieron en la década de los años noventa.

Desde el derrocamiento de Mursi -dirigente de la Hermandad- por el golpe de Estado del 3 de julio de 2013 han aumentado los atentados contra los efectivos de seguridad y militares en Egipto, especialmente en la península del Sinaí.

Las autoridades han responsabilizado a la cofradía de respaldar e incluso perpetrar esas acciones, aunque el grupo siempre se ha desvinculado de los atentados.