Alta funcionaria de ONU defiende derechos de mujeres sursudanesas

0
550
La secretaria general adjunta de la ONU, Amina Mohammed, que prosigue hoy su visita en Sudán del Sur, llamó a la comunidad internacional a proteger y defender los derechos de las mujeres en ese país.

La víspera, la alta representante de Naciones Unidas se reunió en un campamento de la ciudad noroccidental de Wau con mujeres afectadas por la violencia sexual y de género en ese territorio devastado por el conflicto.

Pese al difícil panorama, las instó a no abandonar sus sueños de paz y destacó el papel que ellas pueden jugar en ese proceso.

Asimismo enfatizó en la necesidad de incluir en la mesa de negociaciones a las mujeres y aseguró que luchará para que sus voces y preocupaciones sean escuchadas.

Si bien hasta ahora hemos fallado en nuestras promesas para Sudán del Sur, no renunciaremos a la paz en este territorio, recalcó.

Mohamed está acompañada en su recorrido por la enviada especial de la Unión Africana sobre la Mujer, la Paz y la Seguridad, Bineta Diop, y por la asesora especial del secretario general de la ONU para África, Bience Gawanas.

Este miércoles, la secretaria general adjunta de Naciones Unidas continuará su agenda de reuniones con autoridades de Juba, y visitará otros centros de protección de civiles y de asistencia médica.

También sostendrá encuentros con mujeres, líderes comunitarios, religiosos y representantes de la sociedad civil, entre otros.

Sudán del Sur celebrará el próximo 9 de julio su séptimo año de independencia, pero desde diciembre de 2013, el país de más reciente conformación en el mundo se ve consumido por combates y enfrentamientos.

Cientos de sursudaneses han muerto y millones fueron desplazados dentro y fuera de las fronteras del territorio y viven como refugiados, según datos de Naciones Unidas.

Al concluir su estancia este miércoles en Sudán del Sur, Mohamed viajará a Chad, donde estará los días 5 y 6 de julio. Después, visitará Níger el 7 y 8 de julio.

La secretaria general adjunta de la ONU debe regresar a la sede de Naciones Unidas en Nueva York el próximo 9 de julio y se espera que al día siguiente presente al Consejo de Seguridad un informe sobre el tema de la mujer, la paz y la seguridad en el Sahel.