Alertan en EE.UU sobre cooperación de grupos terroristas en África

0
133

ejército somalíLa organización terrorista Al Qaeda y sus grupos afiliados incrementan de forma sostenida la cooperación para realizar acciones violentas en el norte de África, señala hoy el diario The New York Times.

Muchas de estas entidades tienen raíces en la región desde la década de los años 90, pero tras el surgimiento del Estado islámico (EI) la actividad de los fundamentalistas está marcada por una competencia creciente y a veces enconada, agrega el rotativo.

Analistas y altos oficiales citados en el artículo de la periodista Carlotta Gall, señalan que esta colaboración se profundiza con el empleo de modernos sistemas de comunicaciones, métodos de entrenamiento para compartir las tácticas de combate, estrategias para influir en los medios de difusión y transferir dinero.

Esta amenaza creció sobre todo en Libia, cuyos territorios fuera del control gubernamental, la abundancia de petróleo y su proximidad a Europa y el Medio Oriente la convierten en una plataforma ideal de operaciones para que Al Qaeda y el EI lleguen a la profundidad del territorio africano.

El diario cita declaraciones recientes del jefe del Comando de África del Pentágono, general David M. Rodriguez, quien alertó al Congreso sobre la existencia de una creciente red de esas organizaciones que actúan cada vez con mayor cohesión.

Al Qaeda, Boko Haram y el EI, sus respectivos afiliados y otros grupos extremistas estuvieron activos en buena parte del norte de África durante 2015, con actos de violencia política, protestas y combates por el control de territorios.

El intercambio de experiencias sobre los métodos de actuación se evidencian en el aumento de ataques suicidas en Libia, Túnez y Chad, además del creciente uso de artefactos explosivos improvisados en Mali, destacan otros analistas citados por el Times.

Para mantener la presión sobre estos grupos Francia instaló en los pasados meses tres mil 500 militares en bases e instalaciones en Mauritania, Mali, Niger, Burkina Faso y Chad.

Además, el Pentágono desplegó efectivos de las Fuerzas de Operaciones Especiales en Níger y Camerún para combatir al grupo Boko Haram, que expandió sus acciones por toda la región, concluye la autora.

Por otra parte, Washington mantiene en Camp Lemonnier, Djibouti, la Fuerza de Tarea Combinada Conjunta del Cuerno de África, la mayor instalación norteamericana en ese continente con más de cuatro mil uniformados.

Además, la Casa Blanca ordenó en 2013 el despliegue de unos 500 infantes de Marina en la base militar de Rota, en el sur de España, cuya misión es actuar como elemento de intervención rápida en caso de amenazas a intereses estadounidenses en territorio africano.

De acuerdo con informes oficiales del Pentágono, en dos años unidades del Ejército estadounidense participaron en más de 100 ejercicios y entrenamientos en cerca de 40 países de la región.