Alemania condiciona ayuda económica a países africanos

0
563
El gobierno alemán realiza hoy en esta capital una conferencia de cooperación con África en la que condiciona su ayuda económica a ese continente a compromisos políticos.

Analistas ponen en duda la eficacia de esa colaboración, cuando la cita ocurre a un mes de la cumbre del Grupo de los 20 países industrializados y emergentes (G20) el 7 y 8 de julio en Hamburgo.

Berlín celebra este lunes una conferencia de cooperación con África en la que, a cambio de apoyo económico, busca compromisos reformistas en países de la región, señalaron observadores.

La canciller federal alemana, Angela Merkel, recibirá este lunes a los jefes de Estado y de Gobierno de numerosos países africanos en la cita en la cual esperan abordar medidas para impulsar el desarrollo económico de una región afectada por la pobreza y conflictos bélicos.

Voceros indicaron que tratan de respaldar con ayudas financieras a aquellos países de África que se comprometan en la lucha contra la corrupción. Otro de los temas en carpeta para la colaboración es naciones que velen por los derechos humanos y defiendan el Estado de derecho. Para ello, Alemania pondrá a disposición 300 millones de euros.

El ministro germano de desarrollo, Gerd Müller, señaló que quien plante cara a la corrupción, y abogue por la transparencia y defensa de los derechos humanos puede acompañarles.

Entre los asistentes a la conferencia en la capital alemana aparecen el presidente de Egipto, Abdel Fattah al Sisi, así como el presidente de la Unión Africana, mandatario de Guinea, Alpha Condé.

El delegado para África del Gobierno alemán, Günter Nooke, recalcó la necesidad de lograr perspectivas de futuro para la población de la región. Insistió en que ello se traduce en invertir más en África y crear puestos de trabajo.

Desde el Ministerio de Desarrollo de Alemania defienden que los países ricos deben mantener su compromiso de cooperación al desarrollo con África, fijado por la Organización de las Naciones Unidas en el 0,7 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB).

En este sentido, Berlín insiste en que las exigencias del presidente estadounidense, Donald Trump, para que los países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) inviertan más en defensa, deben ir ligadas a las ayudas al desarrollo.

Según una encuesta del diario Handelsblatt, entre empresarios provenientes del G20, las principales trabas para las inversiones en África son la corrupción económica, barreras regulatorias, falta de infraestructura, inseguridad y la carencia de personal cualificado.

La conferencia de cooperación con África se celebra en la capital alemana un mes antes de la cumbre del G20 que organiza este año Alemania en Hamburgo.

El G20 es un foro de cooperación de países que juntos representan dos tercios de la población mundial, y tres cuartas partes del comercio mundial. Al grupo pertenecen la Unión Europea y 19 países industrializados, y emergentes.

La lista incluye a: Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Surcorea, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica y Turquía. España participa como invitado permanente.