Alcaldes de ciudades francófonas debaten en Beirut sobre coexistencia

0
411
maires_francophones_reseauEstrategias para consolidar la unidad e incrementar la cooperación multisectorial centran hoy las discusiones de la 36 sesión de la Conferencia de la Asociación Internacional de Alcaldes Francófonos (AIMF), que sesiona en esta capital.

La cita de cuatro días abrió el jueves presidida por la secretaria general de la Organización de la Francofonía, Michaelle Jean, y se propone fomentar un debate con distintas aristas, de ahí la participación de políticos, autoridades consistoriales, de seguridad, diplomáticos e intelectuales.

Bajo el título ‘Construir una ciudad para vivir juntos’, el foro cuenta también con la presencia de la presidenta de la Asamblea (alcaldía) de París, Anne Hidalgo, y de ministros libaneses que intervienen en varios de los talleres sobre el rol de la economía social y temas de coexistencia.

En su condición de anfitrión, el jefe de la Municipalidad de Beirut, Jamal Itani, destacó la importancia de la capital libanesa y su papel efectivo en ‘exportar experiencia y asistencia’ en la reconstrucción de la región, en alusión al elevado número de nacionales expatriados.

Itani y el gobernador de Beirut, Ziad Chbib, coincidieron en subrayar que esta urbe, pese a haber sido escenario principal de una cruenta guerra civil (1975-1990), ‘ha probado su continua habilidad y adaptación para constantemente superar dificultades’.

La ciudad de Beirut a través de su rica historia y sus múltiples características se considera un lugar distintivo para meditar sobre la coexistencia nacional y el rol de la francofonía, apuntó Chbib al enaltecer el ‘amor por la vida y deseo de vivir’ como rasgos perennes de la urbe.

Por su lado, la secretaria general de la Organización de la Francofonía encomió la resistencia de la capital libanesa y sus habitantes, pero abogó por ‘conceder un rol especial a la juventud y a su unidad para que viva junta en coexistencia’, dejando atrás criterios sectarios que aún prevalecen.

A nombre del primer ministro Tammam Salam, el titular libanés de Cultura, Roni Araiji, puntualizó en la importancia del rol de funcionarios en el trabajo por el bienestar de la ciudad estimulando la coexistencia nacional y la vida cultural y social, ‘lejos del confesionalismo’.