Albiol acusa a Mas de «fomentar la inmigración musulmana» para frenar el castellano

0
213

Xavier Garcia AlbiolEl candidato del PPC a la Generalitat, Xavier Garcia Albiol, ha acusado al Govern liderado por Artur Mas de “fomentar la inmigración musulmana por encima de otras”, como la latina, que habla castellano, con el fin de frenar esta lengua en Cataluña en favor del catalán.

En declaraciones antes de una visita a Mataró (Barcelona), el exalcalde de Badalona ha hablado por primera vez en lo que va de campaña de inmigración, y ha defendido sin ambages que en Cataluña debe darse “prioridad” a la inmigración latina, porque es “más fácil” entenderse con esta “que con aquellos consideran que las mujeres son muebles”, ha dicho.

Albiol ha opinado que durante “muchos años”, primero los gobiernos de Jordi Pujol y luego los de Artur Mas, hay tenido la “clara voluntad de fomentar la inmigración musulmana por encima de otras”. “¿Por qué? Por una cuestión de idioma (…), porque lo que pretendían es que una vez que (la inmigración musulmana) viniera a Cataluña y se adaptara, el castellano no existiera como lengua de comunicación, y esto es verdad”, ha sentenciado Albiol. En este sentido, ha opinado que la Fundación Nous Catalans de CDC se está dedicando ahora a “adoctrinar a aquellos musulmanes que han venido a Cataluña”.

En cualquier caso, Albiol ha querido subrayar que no pretende “marginar” a todos aquellos inmigrantes que no son latinos, sino que apuesta por priorizar esta inmigración por delante de la de “otros países”. Y es que, según Albiol, la inmigración procedente de países latinoamericanos tiene un concepto cultural “común” al español, una lengua compartida como el castellano y también tiene costumbres y valores similares.

“Para mí es mucho más fácil entenderme con quien tiene al mismo nivel a un hombre y a una mujer que no con aquellos que consideran que las mujeres son muebles, y lo digo clarito”, ha asegurado Albiol. En la misma línea, ha afirmado que no le parecía “aceptable” que un inmigrante “vaya con la cara tapada” y que el país tenga que adaptarse a sus “costumbres”.