Alarmas para Etiopía, la economía de más rápido crecimiento de África

0
436
El crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de Etiopía se desacelerará a 9.6 por ciento en el año fiscal 2018, que cierra este mes, se conoció.

La cifra queda por debajo del 10.9 por ciento registrado en 2017, cuando esté país del denominado cuerno africano fue la economía de más rápido despegue del continente.

Según un nuevo informe del Grupo del Banco Mundial, durante los 10 años fiscales que finalizaron en junio de 2016, el PIB etíope promedió 10.3 por ciento impulsado sobre todo por el consumo del gobierno y la inversión privada.

No obstante, la sexta edición de Ethiopian Economic Update encuentra que la sequía inmisericorde del año pasado, que afectó a unos 8,5 millones de personas en el sudeste de la nación, tuvo un impacto mínimo en los indicadores generales.

‘Esperamos que la economía de Etiopía se mantenga estable y el mediano plazo, siempre que las autoridades continúen implementando políticas apropiadas y gestionando los riesgos relacionados con la deuda externa, la escasez de divisas, los desafíos climáticos o el descontento social que podría afectar las inversiones extranjeras directas y el turismo’, consideró Mathew Verghis, director de Práctica del Banco Mundial para Macroeconomía, Comercio e Inversión.

Para mantener el buen ritmo, los especialistas instaron a mejorar la competitividad externa, frenar los desequilibrios estructurales y ampliar el papel del sector privado.

Los sectores considerados estratégicos -telecomunicaciones, servicios públicos y transporte aéreo y marítimo- operan actualmente como monopolios públicos, pero ya el primer ministro, Abiy Ahmed, aseguró la posible liberalización de algunos de ellos.

Además, la cualificación profesional y otros elementos básicos no se promueven en la medida de sus posibles contribuciones a la competitividad y la adición de valor, en opinión de expertos, como el profesor de Economía de la Universidad de Addis Abeba, Mohammed Tirissu.

Concentrarse más en las áreas hasta ahora subdesarrolladas generará importantes beneficios económicos para Etiopía.

Las recomendaciones del informe incluyen llamados y reformas a la política comercial que, idealmente, deberían incluir: sensibilizar sobre la importancia estratégica de los servicios como un primer paso para diseñar un mecanismo integral de cambios vinculado a los planes nacionales de desarrollo.

A su vez, se recomienda tomar medidas para relajar las barreras de comercio y acceso al mercado; eliminar los obstáculos reglamentarios y abordar los problemas de informalidad; así como las preocupaciones de los hogares más pobres y facilitar la inclusión de los pequeños agricultores en las cadenas de valor modernas.

Por último, los observadores resaltan la necesidad de hacer frente a problemas de habilidades y abordar las limitaciones de la infraestructura, como carreteras y puertos.

‘Aunque una reforma de política de servicios al por mayor en el entorno actual no sería factible ni deseable, se podrían tomar varias medidas significativas para abrir, aumentar la eficiencia y satisfacer las expectativas de las personas’, subrayó Vera Songwe, directora de la Comisión Económica para África.

En tanto, Carolyn Turk, directora nacional del Banco Mundial para Etiopía, Sudán y Sudán del Sur, manifestó que las reformas significativas ayudarán a expandir la fabricación, impulsarán la creación de empleos, mejorarán la seguridad alimentaria y promoverán la diversificación económica, entre otras cosas.

La actualización económica identifica especialmente los servicios de distribución como un posible punto de entrada para tales modificaciones, concluyeron los expertos.