Alarma por la alianza de Boko Haram y el Estado Islámico

0
411

EBokol Consejo de Seguridad de la ONU ha dado la voz de alarma por el estrechamiento de la alianza entre los grupos terroristas Boko Haram, que opera fundamentalmente en Nigeria, y el autodenominado Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés), que actúa prioritariamente en Irak, Siria y Libia. El sitio web de BBC asegura que miembros de Boko Haram, que se autodenomina ya Estado Islámico de África Occidental, ya combaten en unidades de ISIS en Libia.

«El Consejo de Seguridad expresa profunda preocupación porque las actividades de Boko Haram continúan minando la paz y la estabilidad de la región de África Occidental y Central», y «expresa alarma» ante los vínculos de ese grupo y el Estado Islámico. Este organismo mundial, además, ha condenado la violencia de Boko Haram, que ha forzado a 2,65 millones de nigerianos a abandonar sus lugares de origen.

La condena figura en una declaración del consejo difundida hoy, la cual hace un recuento de algunas de las acciones de ese grupo yihadista en la zona de la cuenca del lago Chad, que hace frontera con Chad, Níger, Nigeria y Camerún. Inicialmente, el objetivo declarado de Boko Haram era impedir la educación a lo occidental en Nigeria (Boko Haram significa en la lengua hausa «la educación occidental está prohibida»).

La ONU citó los ataques de Boko Haram «contra mujeres y niños, y los secuestros, saqueos, violaciones, esclavitud sexual y otros actos de violencia sexual», así como «el reclutamiento y el uso de niños y la destrucción de bienes civiles».

La declaración se produce el mismo día en que Nigeria acoge una cumbre para abordar el combate del terrorismo en África, y especialmente en del Boko Haram, a la que acudido el presidente francés. François Hollande. Este ha dado por finalizada la operación Sangaris, con la que tropas francesas desplegadas desde 2013 en la República Centroafricana (RC) han contribuido a evitar nuevas masacres en este país africano en conflicto, informan hoy medios locales.

«La operación Sangaris ha terminado. Es la razón de mi visita», declaró este viernes Hollande en Bangui, la primera escala de una minigira africana que le lleva hoy a Nigeria participar en una cumbre de seguridad prácticamente centrada en la amenaza de Boko Haram.