Al menos 60 muertos en el ataque del Ejército nigeriano a una secta chií

0
394

NigeriaAl menos 60 personas han muerto este fin de semana en un ataque del Ejército de Nigeria a un secta chií y además ha arrestado a su líder en el norte de la ciudad de Zaria, ha afirmado este lunes el director del hospital local.

El Ejército atacó este domingo algunos edificios que estaban relacionados con la secta y la casa de su líder, Ibrahim Zakzaky, que también fue arrestado. Además varios miembros clave del grupo murieron, entre ellos el portavoz de Zakzaky. «Desde ayer, tenemos 60 cadáveres más en nuestra morgue», ha asegurado el director del hospital universitario Ahmadu Bello, Jalid Lawal. Los residentes de la ciudad han afirmado que escucharon fuertes explosiones durante la redada.

El Ejército ha asegurado que este movimiento islámico intentó asesinar al líder del Ejército, el General Tukur Buratai, cuando los miembros de la secta bloquearon su convoy en Zaria el pasado sábado. Los integrantes del grupo llevaban a cabo un ritual anual para recibir al mes de Maulud, el mes en el que nació el profeta Mahoma.

La mayoría de los musulmanes de Nigeria son suníes, sobretodo en el norte de Nigeria, incluyendo a los milicianos del grupo yihadista Boko Haram que ha matado a miles de personas en atentados y tiroteos. Pero también hay varios miles de chiíes que son seguidores de Zakzaky, el cuál utilizaba un movimiento inspirado en la Revolución Islámica de 1979 en Irán.

Irán ha condenado el ataque este lunes y se ha citado con su representante de Nigeria en el país, según la agencia estatal de noticias. El ministro de Asuntos Exteriores, Mohamad Javad Zarif, ha pedido al Gobierno de Nigeria que lleve a cabo una acción «rápida y seria».

La secta chií ha afirmado que cientos de sus miembros han muerto. El Ejército se llevó la mayoría de los cadáveres, para que se pudieran verificar sus identidades. Un suceso similar entre este grupo y el Ejército tuvo lugar el año pasado durante un desfile. Zakzaky afirmó entonces que 30 seguidores y tres de sus niños fueron asesinados.