Al menos 130 migrantes murieron en 2013 al intentar alcanzar la frontera Sur

0
347

frontera SurEn 2013 murieron y desaparecieron 130 personas mientras intentaban alcanzar territorio español, una cifra inferior a las 225 de 2012 y las 198 de 2011.

   Un total de 7.550 inmigrantes lograron pasar sin autorización por la Frontera Sur y llegar a España en 2013, 558 más que en 2012, según el balance presentado por la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha). Su coordinador área de solidaridad internacional, Rafael Lara, considera que estas cifras «no son una barbaridad» y muestran una realidad «que se puede gestionar y asumir perfectamente por el Estado español con otro tipo de políticas, y no con las políticas represivas de pelotas de goma y concertinas».

   En una rueda de prensa, la Apdha ha presentado el ‘Balance Migratorio Frontera Sur 2013’, en el que se recoge que fueron 1.493 inmigrantes más que en 2012 los que accedieron a territorio español por Ceuta y Melilla, sumando un total de 4.354.

Al menos 221 lograron entrar en España por la zona del Levante, 23 por los distintos peñones, 209 por Canarias y 2.743 por Andalucía, cifra inferior a la registrada en 2012, cuando fueron 3.415. Por Melilla entraron el año pasado 2.508 personas, frente a las 2.105 de 2012, y por Ceuta, un total de 1.846 frente a 756 un año antes.

Dentro del descenso generalizado de inmigrantes que accedieron irregularmente a España por Andalucía, Cádiz es la única provincia por la que entraron más inmigrantes en 2013 que en 2012. En concreto, llegaron 1.405, 95 más que el año anterior.

Al respecto, Lara ha señalado que esperaba un aumento «mayor» en la provincia de Cádiz, «porque hasta agosto las cifras eran muy altas, y desde entonces han descendido, quizás porque Marruecos ha dificultado la compra de embarcaciones de juguete».

Por Almería, Granada y Málaga, las provincias que respectivamente siguen a la gaditana en volumen de entrada, accedieron a España 821, 503 y 14 inmigrantes, respectivamente, siendo el descenso más acusado el de las cifras registradas en Almería, ya que en 2013 llegaron 417 menos que en 2012 a la provincia almeriense.

«Aunque el Ministerio del Interior de Marruecos declaró en noviembre en el Parlamento marroquí que las fuerzas marroquíes habían interceptado 19.500 tentativas de inmigrantes para entrar en España de las cuales 15.000 eran de extranjeros, en las cifras proporcionadas por seguimiento de la Apdha no se incluyen tentativas de asalto a la valla abortadas por fuerzas marroquíes», detalla Lara.

Así, la Apdha expone en sus datos que fueron 2.300 los inmigrantes interceptados por Marruecos y 1.105 por Argelia.

POR MAR

Respecto a las formas de acceder a territorio español, un 45,25 por ciento lo hicieron en pateras o neumáticas tipo zodiac, un 27,04 por ciento en balsas hinchables, un 15,75 por ciento mediante el salto de valla, un 8,16 por ciento por coche, camiones o como polizones y por los pasos habilitados, y un 2,53 por ciento a nado. Para acceder a España por mar se han usado 401 embarcaciones.

Así, aumenta la entrada por todas las vías menos por pateras o neumáticas tipo zodiac, un sistema de entrada que desciende 24 puntos respecto a 2012. Se incrementa en 2013 respecto a 2012 en casi siete puntos las entradas por pasos habilitados, en 11,72 puntos la entradas por balsas de juguete y en casi cuatro puntos en las entradas por saltar la valla.

LA MAYORÍA, SUBSAHARIANOS

Un 56,15 por ciento de los inmigrantes eran de países subsaharianos, un 25,49 por ciento argelinos y un 12,49 por ciento, magrebíes. En este sentido, se incrementa el acceso de inmigrantes argelinos en más de cinco puntos y de los que no son ni subsaharianos ni magrebíes en siete puntos.

Se redujo en paralelo la llegada de personas de países subsaharianos, con una caída del 2,34 por ciento y de los oriundos del Magreb, con casi un diez por ciento menos de llegadas. Del total, el 91,16 por ciento eran hombres.

Además, en la presentación, la Apdha se ha referido al balance Frontex, que a octubre de 2013 señalaba que la Frontera Sur española era la cuarta ruta de puerta de entrada de inmigrantes en Europa, precedida de la zona de Sicilia (Italia), Grecia y Rumanía.

Lara ha criticado «el alarmismo de las cifras del Gobierno y la descoordinación entre diferentes departamentos, que se contradicen entre ellos mismos en cifras». «Sospechamos que se están coordinando para consensuar unas cifras que embellezcan lo que ha pasado estos días y creen alarma», ha sentenciado.

En este sentido, el coordinador área de solidaridad internacional de Apdha manifiesta que «la cifra que ha salido de los 30.000 inmigrantes que están esperando para saltar las vallas de la frontera es muy exagerada». «Nos tememos que sea la histeria ante este aumento del número de inmigrantes que entran por Ceuta y Melilla la que haya provocado órdenes terribles como disparar pelotas de goma a los inmigrantes», sostiene.

Lara destaca que «la Ley de Extranjería española ofrecía pocas garantías, pero las pocas garantías que ofrecía se las está saltando el Gobierno». Sobre la muerte de inmigrantes en la frontera de Ceuta este mes de febrero en su intento de acceder a territorio español, Lara lamenta que «ahora la respuesta a eso es modificar la ley, una auténtica barbaridad, que se pretende con la crueldad, insensibilidad, falta de humanismo y frivolidad espantosa con la que trata el Gobierno estos temas».

Además, ha recordado las acciones de movilización política y social puestas en marcha por la Apdha ante esos hechos, y ha repasado las medidas jurídicas iniciadas «a distintos niveles» por la asociación «ante el gravísimo caso de los inmigrantes que murieron, directa o indirectamente, por el disparo de pelotas de goma».

Por último, ha criticado «la forma tan abrumadoramente obscena de presentar el caso por parte del Gobierno» y ha concluido aseverando que «no se puede dejar y pasar página como si no hubiera pasado nada».