Al Bashir sostiene que el fin de los subsidios al combustible es necesario para evitar el «colapso económico»

0
478

Omar el-BéchirEl presidente de Sudán, Omar Hasán al Bashir, ha sostenido este martes que la eliminación de los subsidios al combustible, que ha desatado una ola de protestas, es necesaria para evitar el «colapso económico» del país africano.

   «Las últimas medidas económicas están destinadas a evitar el colapso de la economía por el aumento de la inflación y la inestabilidad en los tipos de cambio», ha dicho, durante un acto militar, según ha informado hoy la agencia de noticias oficial, SUNA.

Al Bashir ha atribuido la crisis económica al «impacto negativo» que ha tenido en Sudán la independencia de Sudán del Sur, proclamada el 9 de julio de 2011, ya que su vecino meridional posee la mayoría de los yacimientos de hidrocarburos.

Aludiendo directamente a la ola de protestas, «ha afirmado el derecho a manifestarse pacíficamente» y ha asegurado que estará garantizado, al tiempo que ha denunciado la existencia de «sabotajes» y «conspiraciones» contra su Gobierno.

A este respecto, ha aplaudido el papel desempeñado por las Fuerzas Armadas «para defender la patria y proteger los logros alcanzados en los últimos años», a pesar de que los disturbios se han saldado con decenas de muertos y heridos.

INFILTRACIÓN REBELDE

Por su parte, el ministro de Interior, Ibrahim Mahmud Hamid, ha sugerido la infiltración en las manifestaciones contra el Gobierno del Frente Revolucionario, una alianza de grupos rebeldes decididos a derrocar a Al Bashir.

«El método es idéntico al usado por el Frente Revolucionario en los estados de Kordofán Sur y Darfur. Las evidencias sugieren que ha habido contactos con elementos internos para socavar la seguridad y estabilidad del Estado», ha afirmado Hamid.

En este contexto, ha adelantado que el Gobierno pondrá en marcha un nuevo operativo de seguridad que consistirá, entre otras cosas, en utilizar «tecnología». En concreto, ha revelado que se instalarán cámaras de vídeo en varias zonas de Sudán.

LOS DISTURBIOS

Los disturbios comenzaron el pasado 23 de septiembre, cuando el Gobierno de Al Bashir anunció su decisión de eliminar los subsidios a los combustibles, lo que en la práctica ha supuesto duplicar su precio.

A lo largo de estos quince días se han celebrado manifestaciones multitudinarias en Jartum y otras ciudades cercanas, con una importante presencia de estudiantes universitarios, en las que se han producido fuertes enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

Los manifestantes han bloqueado las principales calles con barricadas incendiadas, han saqueado edificios públicos y han atacado a los uniformados, a lo que éstos han respondido con gases lacrimógenos, según la versión oficial, y con balas reales, según activistas.

Hamad ha fijado el balance de víctimas en 34 muertos, 500 heridos y más de 700 detenidos. Sin embargo, el Sindicato de Médicos de Sudán ha señalado la existencia de al menos 210 fallecidos, la mayoría por heridas de bala en la cabeza y el pecho.

Las autoridades sudanesas también han cerrado las sedes de varios medios de comunicación –las cadenas Al Arabiya y Sky News y el diario ‘Al Intibaha’– por cubrir las manifestaciones antigubernamentales, en un intento por contener una Primavera Árabe tardía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here