Agencia de ONU denuncia desplazamiento forzado de personas en Libia

0
143
Unas dos mil personas de una minoría étnica en Libia fueron obligadas a salir de un campamento de acogida en ese país, denunció la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

De acuerdo con el reporte de la Acnur, los desplazados por la fuerza forman parte de una minoría étnica probablemente atacada por sus supuestos vínculos con Muamar el Gadafi.

En un llamamiento para que se respeten los derechos humanos de las familias originarias de la ciudad de Tawergha, la entidad informó que el éxodo ocurrió la semana pasada, tras ataques de asaltantes no identificados durante tres noches.

Además de obligar a las personas a huir, los atacantes tomaron prisioneros a 94 residentes de la localidad de Triq Al Matar, 12 de los cuales permanecen detenidos por la milicia bajo pésimas condiciones, indica el informe.

Triq Al Matar era el asentamiento más grande para desplazados internos en Trípoli y el hogar de alrededor de 370 familias originarias de Tawergha, que huyeron de sus hogares en 2011 debido al conflicto.

Esta comunidad ha sido objeto de persecución y discriminación, y se les ha impedido hasta ahora regresar a su ciudad de origen, detalló el portavoz de la Acnur, William Spindler.

En Libia hay unas 192 mil personas desplazadas que viven en condiciones extremas desde hace años, por lo cual Acnur apoya una solución que le permita regresar a sus hogares de manera voluntaria, segura y digna.

La nación petrolera del Norte de África está sumida en la violencia y la inestabilidad desde 2011, cuando una intervención militar liderada por la OTAN ayudó a derrocar a Muamar Gadafi, quien fue asesinado.

Pese al pacto logrado en diciembre de 2015 en Skhirat, Marruecos, bajo los auspicios de Naciones Unidas, con el objetivo de establecer un gobierno de unidad nacional, Libia sigue azotada por las pugnas entre facciones.

Tal escenario favorece el accionar de extremistas y de redes dedicadas al tráfico humano con destino a Europa.