Africa, el himno del rock ochentero inspirado en el Continente Negro

0
280

Por Charly Morales Valido

La celebración hoy del Día Mundial de África es un buen pretexto para recordar un clásico ‘ochentero’ que consagró a Toto entre las bandas más escuchadas del rock anglosajón.

Se trata de ‘Africa’, un éxito que estuvo a punto de quedar fuera del disco que lo consagró, solo porque a los integrantes de Toto, curtidos como músicos de estudio, no les parecía suficientemente buena.

Por entonces, el grupo estaba inmerso en el álbum Toto IV, y ni siquiera al tecladista David Paich le convencía aquella tonada que compuso, inspirado en sus lecturas de National Geographic y en mensajes humanitarios de UNICEF.

Abrumado por el bombardeo informativo de penurias africanas, Paich se preguntó cómo se sentiría si viviera en tales circunstancias.

Así nació Africa, que no es una canción de amor como suele creerse, si no algo existencial, una metáfora de las obsesiones creativas del joven músico.

Paich era todo un adicto al trabajo. No andaba pensando en formar familia, si no en crecer como músico, crear, y de cierta manera, el personaje de su canción enfrenta un dilema similar: dejar su amada África para tener una vida.

Según cuenta el autor, el coro le vino rápido, pero los versos y la música le tomaron medio año, porque no podía dedicarse a ella de lleno, en tanto la grabación fue peculiar, una onda más experimental.

Aún así, seguía sin convencerlos para el disco, y todos bromeaban con David, aconsejándole que la guardara para su disco en solitario.

El guitarrista Steve Lukather y el cantante Bobby Kimball contaron que fue un sujeto llamado Al Keller, del sello CBS, quien los convenció de incluir el corte.

Para Lukather se trataba de la peor canción del disco, fuera de lugar, rara, y llegó a jurar que si África era un éxito, correría desnudo por Hollywood Boulevard, aunque no se sabe si finalmente lo hizo.

Al final salió el disco, y todos creían que ‘Rossana’ sería su gran éxito, cuando un buen día les dicen que África estaba sonando en radios y discotecas como un ‘hit’ bailable.

Quizás influyó el hipnótico toque tribal que logró con la percusión Jeff Porcaro, una suerte de latido que marca el inconfundible ritmo de la melodía.

El video, dirigido por Steve Barron, apuntaló el triunfo de la canción, con un impacto inmediato en la cadena MTV.

Tiene lugar en una especie de biblioteca-jungla, surcada por lanzas flameantes y otras alegorías al Continente Negro, y a la historia del joven blanco occidental que se debate entre sus pasiones.

Si bien sus años de gloria pasaron ya, la banda venció la prueba del tiempo y logró reponerse de sensibles pérdidas, aunque no han podido despegarse la etiqueta de ser ‘la banda de África’, quizás injusta pero real.

Aún hacen su música y como grandes instrumentistas que son, y nunca les faltan invitaciones ni proyectos de grabación.

Toto también es responsable de otros grandes temas, como ‘Hold The Line’, pero sin dudas ‘África’ fue algo épico, que vale la pena rescatar en esta celebración global del continente africano.