África, altos índices de mortalidad materna

0
59
Un mayor acceso a las gestantes de África a las cesáreas, podría reducir hoy el número de muertes maternas en el continente, opinan expertos de la Universidad de Witwatersrand, en la ciudad sudafricana de Johannesburgo.

A nivel mundial, se estima que un poco menos del 20 por ciento de los nacimientos tienen lugar por cesárea, un porcentaje que ha aumentado en las últimas tres décadas.

Esto ha suscitado preocupación, especialmente en los países de altos ingresos, donde en general se acude a ese método; sin embargo, en muchas naciones africanas las mujeres que están médicamente obligadas a tener cesáreas no pueden acceder a ellas.

Así lo explican Salome Maswime, profesora de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Witwatersrand, en Johannesburgo, y el doctor Gwinyai Masukume, de la propia institución, en un artículo que circula este jueves en medios locales.

Las mujeres de África subsahariana padecen la mayor tasa de mortalidad materna en el mundo, opinan.

Cerca de 550 parturientas pierden la vida por cada 100 mil niños que nacen, lo que equivale a 200 mil decesos maternos al año, o dos tercios de todos los fallecimientos de este tipo anualmente a nivel global, subrayaron.

Algunas de estas muertes podrían prevenirse si el personal de salud capacitado pudiera realizar cesáreas con seguridad, advirtieron.

Por lo que mejorar el acceso y la disponibilidad de las cesáreas en el continente es fundamental para alcanzar la meta de desarrollo sostenible sobre la salud materna de reducir las muertes maternas a menos de 70 por 100 mil nacidos vivos para 2030, acotaron.

Datos oficiales arrojan que entre 1990 y 2015, la mortalidad materna disminuyó en un 44 por ciento en el mundo.

Mientras, varios países de África han reducido a la mitad sus niveles de mortalidad materna entre 1990 y 2015.

A pesar de esta reducción masiva, más de 800 féminas continúan muriendo de causas prevenibles alrededor del parto todos los días, la mayoría en el África subsahariana y el sur de Asia.

Entretanto, millones más sufrirán lesiones graves, infecciones, complicaciones o discapacidades debido a un tratamiento insuficiente, a juicio de los especialistas.

La Organización Mundial de la Salud es del criterio de que en países donde al menos el 10 por ciento de las mujeres tienen cesáreas, el número de muertes maternas y neonatales disminuye.

En África solo el 7,3 por ciento de los bebés ven la luz mediante este procedimiento.