Afirman que explotó el tanque propulsor del satélite angoleño

0
178
Medios de prensa angoleños se hacen eco de afirmaciones publicadas en sitios extranjeros sobre la explosión del tanque del propulsor Fregat que lanzó al espacio el satélite angoleño Angosat1, en diciembre del año pasado.
La agencia especializada en noticias de ciencia y tecnología N+ citó un informe del Escuadrón de Vigilancia Espacial de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, que describió la división en 25 fragmentos del referido objeto cuando ponía en órbita al artefacto.

De acuerdo con el sitio ruso Nplus1.ru, y en el que se basa la nota del periódico angoleño Novojornal, la fuente militar estadounidense dijo que el tanque se desintegró en 25 partes el pasado día 12 de 09:55 a 09:59 horas del meridiano de Greenwich.

Los analistas recogen los datos para catalogar los fragmentos y calcular las trayectorias posibles, explicaron las fuentes, que mencionaron la emisión de una advertencia a los operadores de satélite sobre posibles colisiones.

La noticia llega dos semanas después de que el Angosat1 fuera relacionado con un extraño fenómeno cósmico producido en zonas de Brasil y Perú, posteriormente negado por el ministro de Telecomunicaciones y Tecnologías de Información José Carvalho da Rocha.

Podemos decir que continúa en órbita (el primer satélite de Angola), pero el análisis final sobre su estado sucederá en abril, aseguró el titular a principios de este mes para salir al paso a frecuentes informaciones sobre el desastre del primer satélite del país africano.

‘Tenemos una fuente oficial, que es nuestra contraparte rusa (la empresa RSC Energia), y ella nos dijo que el satélite está en órbita’, precisó.

En función del contrato, en abril, tendremos un análisis final sobre el estado de salud del ingenio, que tuvo un costo de 320 millones de dólares, añadió.

El contrato prevé todos los extremos, en esta industria todos los riesgos son asegurados, desde la construcción, lanzamiento y transporte, subrayó.

Angosat1 tuvo problemas con la recarga de las baterías, y debió ser colocado en modo de ahorro de energía por los operadores rusos poco después de su lanzamiento, el 26 de diciembre pasado.