Afirma Nigeria que lealtad de Boko Haram al EI muestra desesperación

0
408

MaiduguriEl reciente juramento de fidelidad del líder de la secta extremista Boko Haram al grupo terrorista Estado Islámico (EI) es un acto de desesperación ante su inminente derrota, afirmó hoy un vocero del gobierno nigeriano.

Mike Omeri, portavoz de la oficina de Seguridad Nacional, indicó que la sumisión al EI proclamada este sábado por Abubakar Shekau muestra la debilidad de los fundamentalistas, quienes enfrentan desde comienzos de febrero la ofensiva de una fuerza multinacional.

En un mensaje difundido a través de las redes sociales Shekau expresó que «anunciamos nuestra lealtad al califa de los musulmanes, Ibrahim Ibn Awad Ibrahim Ibn al Husseini al Qurashi», cabecilla del EI.

Analistas consideran que si bien la proclama de fidelidad de Boko Haram al Estado Islámico podría tener en lo inmediato solo un efecto propagandístico, no puede descartarse que, en el futuro, tal posición conduzca al establecimiento de lazos más estrechos entre ambas agrupaciones.

La coalición conformada a fines de enero por la Unión Africana con tropas de Nigeria, Chad, Camerún y Níger,liberó en los últimos días decenas de ciudades y poblados en el noreste nigeriano, con lo cual se recuperó una parte importante de los casi 30 mil kilómetros cuadrados de territorio en poder de la secta.

La operación tiene como objetivo estabilizar la región antes de las elecciones generales inicialmente previstas para mediados de febrero y luego pospuestas, por razones de seguridad, para el 28 de marzo.

Omeri aseguró que Boko Haram está en camino de ser eliminado pues, según expresó,»las fuerzas combinadas de los cuatro países que la integran están expulsando a los extremistas de sus campamentos y degradando sus capacidades combativas».

El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, también vaticinó recientemente que se aproxima el fin de esa secta, la cual pretende fundar un califato islámico mediante el empleo de la fuerza, con un saldo de más de 13 mil muertes en los últimos cinco años.